Cañón del Nacapule: ¿Qué puedes hacer en este rincón de Sonora?

Disfruta de la aventura en este bello lugar de Sonora

577
cañon de nacapule
Foto: Twitter/ @zahinnglez

El Cañón de Nacapule tiene una longitud de un kilómetro, donde sus paredes de 80 metros de altura puedes apreciar las formaciones que datan del periodo Cretáceo, donde habitaron los dinosaurios ¿Te lo imaginas? 

De acuerdo con los viajeros, se trata de un lugar tropical en medio del desierto, ya que encontrarás vegetación como los árboles de Nacapule, Palmeras, así como algunas especies endémicas. El cañón se encuentra en el estado de Sonora, y es uno de los puntos más visitados por turistas aventureros, ya que cuenta con formaciones rocosas donde puedes realizar varias actividades como senderismo, lanzarte de la tirolesa, etc. 

Te puede interesar: 4 Cascadas impresionantes en Huauchinango, Puebla

Por eso, es un destino perfecto para realizar deportes extremos, ya que cuenta con cinco líneas de tirolesas, las cuales se conectan con distintos puntos, los cuales te dejarán apreciar el paisaje desde las alturas. Si eres amante de la naturaleza, también es un sitio lleno de biodiversidad, con un ecosistema semi- tropical donde predominan las palmeras, escurrimientos de agua dulce y la reproducción de especies endémicas en la zona. 

Se encuentra a 6 kilómetros de las playas de San Carlos, Nuevo Guaymas y es parte de la Reserva Especial de la Biosfera Cajón del Diablo, la cual tiene una longitud aproximada de 1.6 kilómetros y posee zonas que pueden alcanzar hasta los 300 metros desde el punto más profundo hasta la cima. 

En caso de que quieras vivir la aventura se recomienda acudir con guías certificados, quienes te ayudarán a llegar y te asistirán en todo momento durante tu paseo. Disfruta de las aguas cristalinas que emanan de sus ojos de agua, pero también pon atención y respeta las reglas que hay con respecto a la flora y fauna de la zona. 

Te puede interesar: El Rosario, el Pueblo Mágico de Sinaloa con una bella laguna

Para llegar al Cañon del Nacapule debes pasar por un estrecho camino de terracería, protegido por inmensas paredes verticales, las cuales resguardan un río subterráneo que aflora en la superficie en forma de riachuelos de agua.