3 obras de arquitectura orgánica en México que debes conocer

Se trata de increíbles conceptos que se inspiran en la naturaleza y se integran al hábitat, se trata de la arquitectura orgánica y se encuentra en México

55
arquitectura orgánica
Foto: Instagram/ @javiersenosiaina

Uno de los exponentes y pioneros de la arquitectura orgánica es Javier Senosiain, quien ha cobrado fuerza en los últimos años por sus obras, las cuales puedes encontrar en la Ciudad de México. La característica de la arquitectura orgánica en México es que son espacios habitables que llevan al hombre a convivir con las formas naturales por encima de las artificiales, así como los materiales y estructuras que remiten a los principios naturales. 

Te puede interesar: Visita Tlaxcala en el Turibús que te lleva a Val’Quirico

Algunas de las obras de arquitectura orgánica están abiertas al público y puedes visitarlas, hasta hospedarte en ellas, por eso queremos revelarte cuáles son y en dónde están. 

Nido de Quetzalcóatl 

La impresionante construcción del Nido de Quetzalcóatl’, ubicada en el Estado de México cuenta con una visión denominada arquitectura orgánica, se trata de un lugar impresionante de 5 mil metros. Puedes encontrarlo en Naucalpan de Juárez, donde hay opción de hospedarse, y se encuentra a solo 40 minutos de la Ciudad de México, por lo que puedes admirar su naturaleza que se envuelve con la figura de una forma de serpiente. 

Ballena Mexicana 

Otra de las obras de la arquitectura orgánica se ubicada en Naucalpan, se trata de una fachada orgánica de piedra, donde hace alusión a la primera etapa de Gaudí, mientras al mismo tiempo la estructura se envuelve perfectamente con lo accidentado del terreno y desde las alturas, el recubrimiento que simula mosaicos da forma a la ballena. 

arquitectura orgánica
Foto: Instagram/ @javiersenosiaina

Te puede interesar: “No, no es Suiza”; Sheinbaum presume el Parque Ecológico de Xochimilco

Conjunto Satélite 

Se construyó en 1995 en Ciudad Satélite, al norte de la Ciudad de México, donde aparecen cuatro viviendas semienterradas, cada una con una cúpula donde parten el resto de estancias. Hay un patio central que se integra orgánicamente con los jardines del terreno. Lo impresionante de la arquitectura orgánica es la fachada ondulante que incluye puertas independientes para cada vivienda que guían hacia la entrada a partir de accesos peatonales.