Casa Kunda’vi: deja que el cielo descienda a tu encuentro

Este hospedaje es un excelso homenaje a Puerto Escondido

155
Casa Kunda'vi: deja que el cielo descienda a tu encuentro
Foto: Casa Kunda'vi

Casa Kunda’vi refleja el lado más mágico y vibrante de la laguna de Manialtepec; creado para generar experiencias únicas y transformadoras, en este hospedaje la vida fluye en perfecta armonía con un ambiente indomable y cautivante.

Origen cósmico de Casa Kunda’vi

Casa Kunda’vi proviene de una noble herencia. Hace siglos, en Oaxaca se erigía el reino más grande e importante que haya existido en esa zona, el del cacique mixteco Ocho Venado Garra de Jaguar, monarca aguerrido y gran estratega que logró unir a los pueblos de la sierra, la costa y el valle bajo un mismo señorío.

En el clímax de su imperio, decidió ir a la costa en busca de un refugio sólo conocido en leyendas, donde el cielo descendía y se escondía en la tierra para aguardar a los nobles más generosos y libres en su espíritu.

Ocho Venado Garra Jaguar arribó una noche a la ribera de la laguna de Manialtepec, donde al contemplar las estrellas sintió una fuerza divina que le hizo bajar la mirada al agua para contemplar un espectáculo natural y majestuoso que simulaba un baile cósmico.

Te podría interesar: Villa Aikia, un edén de relajación en Oaxaca

Por eso levantó en este sitio su palacio, sabedor del privilegio que significaba estar donde la Luna, yoo; el sol, ndikaandii; el mar, nduta ñuum, y la lluvia, diavui. Allí se conjugaban estos elementos para invitar el cielo a la tierra, creando la unión del universo: Kunda’vi, el amor.

Hoy este alojamiento yace sobre los cimientos donde Ocho Venado Garra Jaguar erigió el legado de su nobleza. Casa Kunda’vi es un excelso homenaje a Puerto Escondido, con la esencia de la montaña reflejado en sus muros, el carácter salvaje de la selva resuena en sus maderas y la gentil brisa de la costa susurra en sus rincones.

Casa Kunda’vi fue concebida por Raúl y Julio Fernández a partir de los mejores y más icónicos elementos del entorno, con un toque moderno que la convierte en un sitio confortable e ideal para el descanso.

Este bello alojamiento se alza sobre una majestuosa playa virgen, en el corazón de un terreno de cuarenta hectáreas sobre las dunas de arena de Punta Paraíso, donde enormes columnas de madera y elegantes paredes de piedra desembocan en una imponente alberca semiolímpica que se extiende hacia la hermosa playa privada.

Te podría interesar: Casa Santo Origen, el sitio perfecto para unos días de descanso en Oaxaca

Su decoración y diseño son únicos, así lo deja ver en su preciosa lámpara de vidrio que cuelga sobre la mesa de parota del comedor principal o en su majestuoso piano de cola, que demuestran que en Casa Kunda’vi cada detalle fue pensado y elaborado con sumo cuidado.

Casa Kunda’vi es el sitio perfecto para vivir momentos inolvidables, en un entorno bello y natural.

Cuenta con ocho suites eco-chic con imponentes vistas al mar, totalmente equipadas y acondicionadas para una estancia agradable y cómoda.

Casa Kunda’vi es una villa sustentable que convive de forma armoniosa con el entorno. Cuenta con su propia planta de tratamiento y hortaliza para autoconsumo; se alimenta de energía solar. Alrededor de la alberca hay bellos jardines, así como un horno de leña y asador, para cocinar al aire libre.

Historias en video



En Vivo