La increíble historia del yucateco que replicó Chichén Itzá en su terreno

Una obra que ahora pueden disfrutar las generaciones más jóvenes

585
Chichén Itzá, réplica
Foto: iorni.com/unsplash

Chichén Itzá motivó al yucateco Vicente Martín Güemez a corroborar el dicho “si la montaña no viene a Mahoma, Mahoma irá a la montaña”. ¿Por qué? Pues decidió construir una réplica fiel del Castillo maya en su terreno, te contamos más acerca de esta gran historia.

Chichén Itzá en una finca

Vicente Martín Güemez decidió admirar el equinoccio en su quinta, por eso comenzó la empresa de construir una réplica de Chichen Itzá en su propiedad, ubicada en la comisaría de Nolo, en el municipio de Tixkokob (Yucatán).

Como recordarás, en esa zona arqueológica mucha gente se congrega para observar el fenómeno arqueoastronómico del equinoccio de primavera, desde el 6 de marzo y hasta el 6 de abril.

Podría interesarte: Chichén Itzá: ¿qué protocolos debes seguir durante tu visita a la zona arqueológica?

Esta curiosa obra hoy es una herencia con un gran valor sentimental y cultural para la familia, pues Vicente falleció hace 23 años, pero su casi exacta réplica de Chichén Itzá sigue en pie.

Cada año, sus familiares pueden disfrutar el fenómeno lumínico del equinoccio en la privacidad de su terreno; se dice inicia iluminando seis triángulos, alcanza la plenitud con siete y, finalmente, el 6 de abril abarca ocho triángulos.

Este siempre impresionante juego de luces puede verse tanto en la mañana como en la tarde. Se rumoraba también que Vicente Martín Güemez pudo comunicarse con seres extraterrestres y que frente a la pirámide que construyó, hay una silla de piedra y un altar.

Historias en video



En Vivo