Cerro del Chumil: el “mono” que se asoma a 3 mil metros de altitud

Allí se ofrecen diversas actividades cargadas de adrenalina, como puentes colgantes y una impresionante y zigzagueante tirolesa

893
Cerro del Chumil
Foto: Esteban Colla/Unsplash

Cerro del Chumil, también conocido como Cabeza del Mono, es un coloso localizado muy cerca de la CDMX, donde la diversión y la aventura están aseguradas.

En el estado de Morelos, el cerro del Chumil recibió su sobrenombre porque simula el perfil de un primate, cuenta con una altura de 3 mil metros sobre el nivel del mar y es visible a varios kilómetros a la redonda. Pese a estas cualidades, no era muy frecuentado por los viajeros, hasta hace poco; hoy se ha convertido en un centro ecoturístico en verdad atractivo.

Te podría interesar: 3 balnearios en Morelos para disfrutar momentos refrescantes

Acción en el cerro del Chumil

En la actualidad, allí se ofrecen diversas actividades cargadas de adrenalina, como puentes colgantes, una impresionante y zigzagueante tirolesa, senderismo, recorridos guiados, temazcal, alberca y renta de cabañas.

La actividad más desafiante del cerro del Chumil es su tirolesa de aproximadamente 2 kilómetros de distancia, que se divide en siete puntos, siendo el tramo más largo de 700 metros; sobra decir que una vez arriba, la vista es espectacular y el recorrido, ¡ni se diga!

Los aventureros que necesiten reposar la impresión de la tirolesa lo pueden hacer en sus cabañas de adobe, las cuales fueron creadas de forma que los huéspedes puedan disfrutar de la impresionante vegetación que se extiende por el cerro del Chumil, así como de las impresionantes vistas panorámicas que regala desde su cima y de sus noches estrelladas.

A un lado de las cabañas hay un par de temazcales, para experimentar una relajación y un descanso profundos en medio de la naturaleza. Este lugar es sumamente frecuentado en temporada invernal por sus jumiles, insectos comestibles deliciosos.

Te podría interesar: Hoy reabre sus puertas la zona arqueológica de Xochicalco, en Morelos

En torno al cerro del Chumil, en el municipio de Jantetelco, existe una leyenda: en tiempos posteriores a la Independencia de México, algunas personas escondieron plata en este lugar, por lo que no han escaseado los cazadores de tesoros.

El centro ecoturístico se estableció en tierras ejidales, por eso es administrado por los ejidatarios. Visitarlo tiene un costo aproximado de 30 pesos por persona y cuenta con lugares para comer.

Historias en video



En Vivo