Labná, zona arqueológica llena de encanto y misticismo

Labná, una pequeña pero no menos importante zona arqueológica maya de Yucatán.

447
Labná, zona arqueológica llena de encanto y misticismo
Foto: jtyoder/Pixabay

Yucatán es uno de los destinos más ricos de México en cuanto a vestigios y zonas arqueológicas se refiere, uno de ellos es Labná, una pequeña pero no menos importante zona arqueológica, cuyo nombre significa en maya yucateco “casa vieja“.

Labná tuvo una gran relevancia en la época clásica en lo político y económico, pues su ubicación dentro de la conocida Ruta Puuc permitía que estuviera conectada con las grandes urbes mayas de aquel entonces.

En aquellos años, lo centros económicos y políticos más importantes de la zona fueron: Uxmal, Sayil y Kabah, que junto con Oxkintok, Labná y Nohpat pudieron haber controlado toda la cordillera de Puuc y algunas porciones del norte.

Labná se ubica a 42 kilómetros al sureste de Uxmal y en 1996 fue declarada Patrimonio de la Humanidad como “Villa precolombina de Uxmal” por la Unesco, gracias a su enorme valor cultural, histórico y arquitectónico. Su estructura principal llama mucho la atención ya que simula una hermosa casa antigua, de ahí su nombre.

Te podría interesar: Misnébalam, un destino fantasmal de Yucatán

Arco de Labná, un pasaje a otro mundo

Labná encierra un conjunto de bellezas naturales y arquitectónicas, entre las que destaca su impresionante arco abovedado de notable perfección y fina ornamentación, el cual se cree pudo haber sido la entrada a un recinto dedicado a enormes celebraciones. Sirve como acceso a un pequeño cuadrángulo conocido como el Mirador.

Según los turistas, el arco posee una enorme cantidad de energía, es por eso que entran por un lado y salen por el otro, ya que según ellos se liberan de todas las energías negativas, además de ser el marco perfecto para una fotografía.

Palacio

Es una impresionante construcción tallada de forma perfecta que cuenta con una fachada de mascarones dedicados a Chaac el “Dios de la lluvia“, es de dos pisos y alberga cerca de 57 habitaciones. Se localiza en el extremo norte de la zona arqueológica.

En el ala oeste se aprecia una moldura rectangular que bordea los vanos, grecas escalonadas y celosía. Sobre la sección frontal del primer nivel resalta un mascaron zoomorfo de cuyas fauces emerge una cabeza humana. Hacia el norte, otro más, flanqueado por figuras humanas, desvela una fecha maya que corresponde al año 862.

Te podría interesar: Ruta Puuc: un viaje por el pasado y presente de Yucatán

Mirador

Es otra de las grandes construcciones de Labná y se halla en la parte más alta de una pirámide deteriorara. Este era un mirado dedicado a usos comerciales, está hecho con figuras geométricas hechas con la técnica de mosaico de piedra del estilo Puuc floreciente.

Costos y horarios

  • Entrada general: 55 pesos. Aquellas personas que acrediten la residencia en México están exentas del pago los días domingo.
  • Horario: de lunes a domingo de 8 a 17 horas.
  • Contacto: Centro INAH Yucatán: 01 (999) 9 13 40 34, ext. 398003 y 398080, y 01 (999) 9 44 40 68

Historias en video



En Vivo