San Rafael, un poblado muy mexicano con tintes europeos

San Rafael, el pueblo rodeado por bosques y montañas que debes conocer.

3283
San Rafael, un poblado muy mexicano con tintes europeos
Foto: Vinicius/Pexels

San Rafael es un hermoso y pintoresco pueblo del municipio de Tlalmanalco, Estado de México, con toques muy europeos que sirve de antesala para disfrutar de los gigantes dormidos que resguardan el Valle de México, Popocatépetl e Iztaccíhuatl.

San Rafael se ubica a 50 kilómetros de la CDMX, entre enormes montañas e imponentes árboles que contrastan y a la vez crean un paisaje perfecto con la arquitectura del lugar, entre las que destacan casonas y edificios de principios de siglo XX.

Visitar San Rafael es como estar en uno poblado de los Alpes, entre bosques verdes e impresionantes montañas, donde únicamente se respira aire puro y nostalgia.

Te podría interesar: Cascada de la Concepción, una estampa natural del Estado de México

Papelera San Rafael

La historia de Tlalmanalco y San Rafael no es tan basta como su riqueza natural y arquitectónica; sin embargo, está directamente ligada con el surgimiento de la Papelera San Rafael, la cual se estableció a finales del siglo XIX, y en la que invirtieron diversos extranjeros, principalmente franceses, quienes se encargaron de darle el toque europeo que prevalece hasta la fecha.

Su importancia fue tal que llegó a posicionarse como la fábrica de papel más importante de México y la número uno de América Latina, años en los que llegaron a producir cien toneladas diarias de 200 diferentes tipos de papel. Hasta que en 1994 dejó de ser el centro económico de la región.

Plaza Principal

Fiel al estilo de los pueblos mexicanos, San Rafael cuenta con una hermosa plaza, donde lugareños y turistas se dan cita para contemplar el ir y venir de las personas, así como la belleza del pueblo.

Faro

El Faro es otro de los sitios imperdible este bello pueblo, ya que desde aquí se puede contemplar de la mejor vista de San Rafael y es la antesala del Parque Nacional Izta-Popo, que se encuentra a escasos kilómetros.

Te podría interesar: Monte Tláloc, un templo prehispánico en las alturas del Estado de México

Parque Ecoturístico Dos Aguas

Es un edén para los amantes del ecoturismo y la aventura. Aquí se puede disfrutar de una gran variedad de actividades como senderismo, rapel, escalada, montañismo, camping, tirolesa y demás deportes recreativos.

Otro de los beneficios es que cuenta con zona de camping para disfrutar de sus imponentes noches estrelladas, así como cabañas perfectamente acondicionadas para una estancia agradable y placentera. Además de una gran variedad de opciones gastronómicas para saciar ese apetito feroz.

El Parque Ecoturístico Dos Aguas posee senderos, cascadas y riachuelos, para refrescarse y reconectar con la naturaleza de forma armónica y en total paz.

Historias en video



En Vivo