Casa de los Delfines, un monumento histórico bien guardado de San Ángel

Casa de los Delfines, un inmueble custodiado por delfines y monstruos marinos.

388
Casa de los Delfines, un monumento histórico bien guardado de San Ángel
Foto: cdmxtravel.com

En pleno corazón de San Ángel en la Ciudad de México, se esconde un monumento histórico que pasa desapercibido ante los ojos de las personas pero cuyo diseño no, se trata de la Casa de los Delfines, que fuera hogar de un revolucionario, poeta y loco.

La Casa de los Delfines es una de las casas más emblemáticas que guarda el barrio de San Ángel, pues ha sido catalogada como monumento histórico gracias a su fachada, una de las más bonitas de la zona que destaca por sus delfines tallados en piedra que más bien parecen monstruos marinos y una puerta de madera que refleja rostros de personajes religiosos, además de azulejos amarillo con detalles florales y otros frutales.

Te podría interesar: 5 clásicos del barrio de San Ángel

Historia de la Casa de los Delfines

Este inmueble data del siglo XVIII y era parte del casco de la Hacienda de San Ángel Inn. Se encuentra en el callejón de La Cita 2, esquina con general Marcial Lazcano y cuenta con una superficie de 20 mil metros cuadrado, fue propiedad de Adolfo León Ossorio, un exgeneral revolucionario, coleccionista de arte y fundador del Museo de la Defensa.

Con apenas 15 años, Ossorio conoció a Madero en Puebla y se volvió mensajero del expresidente y de Aquiles Serdán, un año después, el joven gritó en la cámara de disputados: “¡la renuncia!”. Posteriormente subió una cartelera, golpeó una lata de petróleo e incitó al motín frente a la casa de Porfirio Díaz para exigirle su renuncia.

En 1976, ya con 80 años de edad, se lanzó como candidato independiente a diputado de San Ángel. Durante la mayor parte de su vida se dedicó a las letras y escribió una gran cantidad de poemas. Con el dinero de sus derechos de autor compró la Casa de los Delfines, donde instauró el museo de armas y otro naval, hasta que murió en 1981.

Se le conoce como la Casa de los Delfines por su esculturas talladas en piedra que custodian los flancos de la casa; sin embargo, algunas personas aseguran que más bien sirenas. Este quizá sea el último vestigio del desaparecido rancho de la Palma, destaca por su color rosa que actualmente luce desgastada.

Te podría interesar: ¿Qué hacer en San Ángel?

Se dice que su puerta está hecha de madera artesanal, por lo que cada uno de los rostros de frailes que fueron colocados fueron tallados a mano, también cuenta con 6 caballeros medievales de las cruzadas que sostienen algunos estandartes y escudos. Existen dos figuras que llaman la atención por encima de las demás, se trata de 2 serpientes marinas enroscadas que datan del siglo XVIII.

Dónde está

Ubicación: se encuentra en el callejón de La Cita 2, esquina con general Marcial Lazcano, Col. San Ángel Inn, 01060, San Ángel.

Historias en video



En Vivo