Arcos de Guadalajara, la historia de estos colosos de concreto

Arcos de Guadalajara, la puerta de entrada a "La Perla Tapatía".

205
Arcos de Guadalajara, la historia de estos colosales de concreto
Foto: Gobierno de Guadalajara/Facebook

Guadalajara, también conocida como “La Perla Tapatía o la Perla de Occidente“, esconde un sinfín de tesoros llenos de historia. Los Arcos de Guadalajara son un monumento representativo de la ciudad y del estado de Jalisco, el cual podrían considerarse como la puerta de entrada a este destino mexicano.

 Historia de los Arcos de Guadalajara

Esta imponente monumento se ha convertido en la puerta de entrada a la ciudad y forman parte de la historia, desarrollo y plenitud de la Perla Tapatía. La construcción de los Arcos de Guadalajara fue para conmemorar el cuarto centenario de la fundación de la ciudad, así como servir de homenaje a los viajeros que arribaban a la ciudad.

El entonces gobernador, Silvano Barba, encargó al arquitecto Aurelio Aceves, la construcción de los arcos siguiendo el modelo de los imponentes arcos europeos, fue así como los trabajos dieron comienzo a principios de 1939, en colaboración con el arquitecto Constantino Ramírez Fonseca, el autor del dibujo o boceto fue Faustino González, y el maestro de obras Silvino González.

Te podría interesar: Parque Mirador Independencia: Parada obligada en el barrio de Huentitán, en Guadalajara

Diseño monumental

Durante el proceso, Aceves añadió algunos toques representativos de la región de Tlaquepaque como los azulejos artesanales. De igual forma, en medio de la estructura cuenta con leyenda que versa así: “Guadalajara capital del Reino de Nueva Galicia fundada en este lugar el 14 de febrero de 1542“.

Mientras que en el lado oriente muestra otra inscripción que dice: “Una estancia agradable es garantía de regreso” y en el poniente se puede leer, “Guadalajara, cuidad hospitalaria“. Su estructura consiste en dos arcos de estilo neoclásico, similares a los Arcos del Triunfo de Europa.

Te podría interesar: Guadalajara: 3 Lugares para vivir la aventura extrema en sus alrededores

Medidas

Los Arcos de Guadalajara tienen tienen ocho metros de ancho por catorce de altura, y en cada uno de sus lados se pueden apreciar nichos con fuentes monumentales. Para 1959 se instaló en la parte superior de estos la Sala de Banderas, el cual rendía tributo a los diferentes lábaros patrios del continente americano. Actualmente es usado como mirador, ya que desde aquí se podía apreciar todo el encanto de la ciudad.

Ubicación de los Arcos de Guadalajara

Se localizan en la avenida Vallarta, en su cruce por la calle Arcos, y a una cuadra de la también emblemática Glorieta de La Minerva.

 

 

Historias en video



En Vivo