Tlatolophus galorum, el dinosaurio inédito descubierto por mexicanos en Coahuila

El INAH contó con la colaboración de la Universidad Nacional Autónoma de México y la Secretaría de Cultura.

531
Tlatolophus galorum
Foto: @INAHmx/Twitter

Tuvieron que pasar 8 años de investigación de campo para que un equipo de paleontólogos mexicanos lograra descubrir los restos de un Tlatolophus galorum -como fue nombrado-, dinosaurio inédito, que de acuerdo con los expertos habitó el territorio de la actual Coahuila.

Precisamente fue en este estado donde se halló el 80% del cráneo, de lo que sería una nueva especie de hadrosaurio, un herbívoro colosal que dominó el norte de México hace 73 millones de años.

De acuerdo con el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), se cree que una plasta masiva de tierra dejó atrapado al Tlatolophus galorum, hasta que finalmente murió. Es así como se pudo conservar hasta nuestros días. 

Fue en la población coahuilense General Cepeda, donde los restos paleontológicos fueron encontrados. Los primeros datos obtenidos por los investigadores arrojaron que se trataba de un dinosaurio verdaderamente masivo

Te puede interesar: IztapaSauria, el nuevo parque de dinosaurios de la CDMX

¿Qué encontraron del Tlatolophus galorum?

Gracias a la colaboración con la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y la Secretaría de Cultura, es como lograron completar estos primeros 8 años de estudio, del que finalmente se obtuvo una especie inédita y que nombraron como Tlatolophus galorum.

Los resultados de esta investigación se publicaron en la revista Cretaceous Research, donde también se advirtió el hallazgo de algunas vértebras -en el lugar de los hechos-que estuvieron expuestas a las condiciones climáticas del lugar. 

Te puede interesar: Demuestra tu valentía entre dinosaurios, laberintos y cabañas en Volcanic Park

“Pese a que habíamos perdido la esperanza de hallar la parte superior del ejemplar, una vez que recuperamos la cola seguimos excavando debajo de donde esta se ubicaba. La sorpresa fue que comenzamos a encontrar huesos como el fémur, la escápula y otros elementos”, compartió Ángel Alejandro Ramírez Velasco, doctorante en el Instituto de Geología de la UNAM.

A través de un comunicado de la Secretaría de Cultura, se dijo que en total se rescataron 34 fragmentos óseos del dinosaurio, donde algunas de las piezas embonaron. Sin embargo, destaca la cresta del animal, la cual mide más de un metro de largo, así como las mandíbulas, el paladar y el neurocráneo del Tlatolophus galorum.

Historias en video



En Vivo