Día de Muertos: Conoce las espeluznantes leyendas mexicanas

México cuenta con una variedad de historias y leyendas ligadas a eventos paranormales y maldiciones que se relacionan con el Día de Muertos.

158
día de muertos leyendas
Foto: Instagram/ @mexindu

Se acerca el Día de Muertos y no podemos dejar pasar las leyendas mexicanas que se relacionan con la celebración. Aquí te revelaremos algunas espeluznantes leyendas mexicanas.

La cultura mexicana está plagada de este tipo de leyendas que están ligadas a espíritus, maldiciones y otros elementos del más allá.

Te puede interesar: Leyenda de la flor de cempasúchil: El resultado de un amor verdadero

¿Cuáles son las leyendas que se relacionan con el Día de Muertos?

El libro editado por Conaculta que lleva por título ‘De Carnaval a Xantolo: contacto con el inframundo’ cuenta con algunas leyendas sobre esta importante celebración.

1. El hombre que no puso ofrenda

La leyenda es sobre un hombre que no quería hacer Todos Santos, decía que no era cierto, que no vienen. Pese a que se burlaba de las personas que creían en la festividad, un día salió a Todos Santos y se fue al monte por leña y allá lo espantaron los muertos.

“¿Por qué otros nos están dando y tú no? A otros amigos les están dando su comida, sus tamales, hay todo, ¿y por qué tú no vas a hacer nada?”, eso fue lo que le dijeron.

Cuando el hombre regresaba a casa pensó en poner la ofrenda, pero era demasiado tarde, ya se estaba muriendo. Se murió en el monte porque no quiso hacer Todos Santos.

2.El hombre que no respetó el Día de Muertos

Un hombre no quería perder un solo día de trabajo en su parcela. Así que llegó el Día de Muertos pero se dijo “No voy a perder mi tiempo en este día, debo ir a trabajar a mi parcela, cada día debo buscar algo para comer y no voy a gastar mi dinero para esta fiesta, que además me quita mucho tiempo”.

Cuando llegó al campo escuchó una voz que salió del monte, la cual decía: “Hijo, hijo, quiero comer unos tamales”.

El hombre pensó que era su imaginación la que lo hacía escuchar cosas, pero poco después escuchó claramente otras voces, como de personas y que lo llamaban por su nombre; pensó lo que estaba ocurriendo y comprendió que eran las voces de sus familiares que clamaban por las ofrendas que les había negado.

Al comprender esto, el hombre corrió a su casa y le pidió a su esposa que matara unos guajolotes e hiciera unos tamales para la ofrenda de sus difuntos.

Cuando la ofrenda quedó lista, la mujer intentó despertar a su esposo pero lo halló muerto. Los difuntos enfurecidos se lo llevaron.

Te puede interesar: Noche de Muertos: tradición viva en Michoacán

3.El que no quiso poner la ofrenda

La leyenda dice cómo un hombre que descuidó sus obligaciones para con los muertos de su familia, se encontró en el camino con los difuntos del pueblo, entre los que estaban sus padres, cuando regresaban tristes por no haberles recibido con ofrenda como a los demás.

Cuando regresó a casa, el joven quiso poner la ofrenda con tamales de puerco, por lo que se puso a trabajar muy duro y al terminar se dispuso a descansar, pero los tamales solo sirvieron para su propio velorio, pues cuando lo fueron a ver ya estaba muerto.

 

Historias en video



En Vivo