Conoce las 3 leyendas más terroríficas de México

Además de la Llorona o El Charro Negro, te presentamos 3 de las leyendas más terroríficas de México

497
El Charro Negro
El Charro Negro

México es reconocido en muchas partes del mundo gracias a sus destinos turísticos, gastronomía, arte y cultura. Pero también hay relatos que van de persona a persona y han trascendido fronteras, ahí se encuentran las leyendas más terroríficas que se conocen en nuestro país.

A largo y ancho de la república mexicana se escuchan estas narraciones populares que cuentan una historia real o fabulosa, adornada con tintes fantásticos y sobrenaturales, pasan de generación en generación, entre niños y adultos en pueblos y ciudades.

Probablemente hayas escuchado la leyenda de la llorona; la historia gira en torno al espectro de una mujer que vaga por distintos lugares en México, cerca de canales, lagos y ríos lamentándose por haber ahogado a sus hijos, sin dudarlo esta es la leyenda más conocida de México.

Quizá hayas escuchado la leyenda del Charro Negro, espectro que alguna vez fue un hombre normal, debido a su avaricia material fue condenado a sufrir los tormentos del infierno y ahora es el cobrador de quienes, como él, tienen deudas pendientes con el diablo.

Estas solamente son algunas de las leyendas que tiene nuestro país, involucran ánimas, diablos, demonios espíritus, presencias sobrenaturales y elementos fantasmagóricos que pueden hacer temblar de miedo a cualquiera.

Nos encontramos cerca de Día de Muertos, un gran momento para conocer cuáles son tres de las leyendas más terroríficas de México. Ponte cómodo, apaga la luz y acompáñanos a leer estas historias sobrenaturales.

Te puede interesar: Algunas de las leyendas poco conocidas de la época colonial de México

Las 3 leyendas más terroríficas de México

1) La Planchada

La leyenda mexicana de La Planchada narra la historia de una enfermera fantasmal que vaga por los pasillos del Hospital Juárez de la Ciudad de México, esta atiende a los enfermos que necesitan ayuda para que no mueran en ese lugar.

El origen de esta leyenda se remonta a principios del siglo XX, cuando una enfermera de nombre Eulalia vivió en la Ciudad de México y trabajó como enfermera en el Hospital Juárez, que en ese entonces se llamaba Hospital de San Pablo. La mujer fue muy entregada a su trabajo y atendía a los pacientes de la mejor forma hasta que conoció a un joven médico.

Eulalia y el médico comenzaron un romance que no terminó bien, el hombre engañó y abandonó a la enfermera por otra mujer más joven. Al enterarse de eso, Eulalia cayó en depresión y a partir de ese día dejó de atender a los pacientes para que murieran. Algunos creen que el fantasma de la mujer se siente culpable por eso, ahora la Planchada cuida desde el más allá a los enfermos internados del Hospital Juárez.

la planchada
La Planchada

2) La mujer herrada

Cuenta la leyenda que un clérigo, aproximadamente de cincuenta años de edad, vivió en la calle de la Puerta Falsa de Santo Domingo en 1670, el clérigo decidió buscar una mujer con quien vivir, acto que fue repudiado por los fieles de la iglesia, principalmente por su compadre, quien ejercía el oficio de herrero.

Una noche a altas horas de la madrugada, tocaron a la puerta del herrero dos esclavos que solicitaron sus servicios, pidieron en nombre del clérigo que le clavase cuatro grandes herraduras a una mula negra, este accedió, tomó las herraduras, los clavos y se las puso al animal.

Al día siguiente el herrero se dirigió a casa, vio a su mujer acostada en la cama, tapada por las sábanas blancas. Él bajó las sábanas lentamente, solo para ver que su esposa tenía clavadas las herraduras en las manos y los pies.

3) La Pascualita

Esta leyenda es oriunda del estado de Chihuahua, relata la historia de un elegante maniquí con forma de mujer. La figura de este objeto cuenta con detalles hiperrealistas, tiene una figura esbelta, impotente y en las yemas de los dedos tiene relieves que parecen ser huellas dactilares.

Según se cuenta, el maniquí es el cuerpo plastificado de una mujer que vivió en 1930, era hermosa, inteligente, de buen corazón y estaba a punto de casarse, no lo logró porque fue picada por un alacrán que le arrebató la vida.

Ante aquel escenario, la madre de la mujer, la señora Esparza no soportó la pérdida de su hija, decidió embalsamarla para que la agente pudiera ver lo hermosa fue su hija hasta el final de sus días.

Estas historias son solamente unas cuantas leyendas que tiene nuestro país para disfrutar esta temporada de muertos y se han venido contando a través de los años de unos mexicanos a otros.

Te puede interesar: Descubre Querétaro a través de las leyendas del Centro Histórico