Castillo de Drácula: del mito a la realidad

Descubre la belleza de este destino que atrae a los turistas por la leyenda del sangriento conde

136
Castillo de Drácula: del mito a la realidad
Pixabay

Debido a que Bran Castle es la única fortaleza en toda Transilvania que se ajusta a la descripción realizada por el escritor Bram Stoker, como el Castillo de Drácula, su fama ha trascendido toda las fronteras bajo esta idea concebida por el imaginario popular. 

Curiosamente el novelista irlandés jamás visitó Rumania, pero tuvo acceso a una descripción de este lugar, de hecho, el grabado que acompaña la primera edición de su clásica obra, es sorprendentemente similar a esta edificación medieval.

El famoso Castillo de Drácula se ubica en Bran, una pequeña ciudad situada en Transilvania, junto a la frontera con Valaquia. Su construcción está sobre un acantilado, frente a un valle cercano. 

Este destino es una de las zonas turísticas más populares por la generosidad de su naturaleza, que deja al descubierto las siluetas de los montes Bucegi y Piatra Craiului, dos de los elementos más importantes del paisaje montañoso rumano. Escenarios que brindan una atmósfera más que atractiva en torno al Castillo de Drácula.

Te puede interesar: Drácula se apodera del Centro Cultural Helénico 

Alternativas para disfrutar el Castillo de Drácula

El Castillo de Drácula cuenta con varios atractivos para sus visitantes. Gracias a la fama alcanzada como el refugio del conde que bebe sangre, así como la serie de leyendas que forman parte del imaginario popular de Transilvania, donde abundan espíritus malignos, se desarrollan varios eventos relacionados al tema. 

Es así como el Castillo de Drácula ofrece una incursión en la historia de los mitos y temores locales, de los símbolos y sus significados, para profundizar en seres sobrenaturales como el strigoi, solomonari, los hombres lobo, entre otros. Una forma de adentrarse en el terrible reino de la mitología rumana.

Además, en el Castillo de Drácula se desarrollan actividades culturales como recitales de jazz, eventos medievales para toda la familia, narraciones de hadas para los más pequeños y puestas en escena donde la temática tiene que ver con Drácula.   

Otro de los interesantes atractivos que ofrece el Castillo de Drácula, es el espacio conocido como Time Tunnel, un ascensor que ofrece espectáculo multimedia. Así como su tradicional noche de Halloween, la cual incluye un recorrido nocturno, disfraces, música, tragos y mucha diversión. 

Asimismo el Castillo de Drácula cuenta con tiendas, dispone del Parque Real y el Restaurante “Casa de Ceai”, donde se degusta la cocina tradicional de Bran, que mezcla productos orgánicos de la región. 

Historias en video



En Vivo