Aldrovandi Villa Borghese, un hotel de marfil en Roma

Este hospedaje del siglo XIX es la mejor opción para conocer la capital de Italia

575
Aldrovandi Villa Borghese, un hotel de marfil en Roma
Foto: aldrovandi.villa.borghese/Instagram

Roma, la llamada Ciudad Eterna, por las riquezas históricas que ahí se hallan y que han perdurado desde la época del Imperio Romano, es una de las ciudades más bellas de toda Europa, por eso recorrerla con calma y conocerla a fondo requiere un hospedaje de varios días —o semanas—.

No en vano el Centro Histórico de Roma es considerado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco: sus palacios, iglesias, ruinas, monumentos, estatuas y fuentes, todo en una atmósfera cosmopolita, la convierten en uno de los sitios más destacados que ha dado la civilización humana.

Roma en marfil

Entre los muchos atractivos romanos se encuentra el lujoso e imponente hotel Aldrovandi Villa Borghese, situado muy cerca de la Via Veneto y la Plaza de España, en medio de un pulmón verde donde se encuentran los jardines Villa Borghese, lejos del bullicio urbano.

El hotel Aldrovandi Villa Borghese es una villa de marfil del siglo XIX, en el que este material, junto con el mármol y el parquet, abunda en sus rincones, dándole un efecto grandioso y único, en una atmósfera rica en historia y tradición.

Fue construido a finales de 1800 con un estilo renacentista; fue utilizado como convento y posteriormente fue adquirido por la familia Ossani. Finalmente, se convirtió en hotel a finales de década de 1970. El alojamiento conserva sus orígenes nobles.

Te podría interesar: Roma abrirá al mundo el impresionante Mausoleo del emperador Augusto

Este hermoso alojamiento está conformado por 103 habitaciones, 16 suites y 1 suite real, que celebran y enaltecen el estilo tradicional italiano. Aquí los huéspedes disfrutan de la majestuosa vista de los jardines circundantes, así como la exuberante vegetación de la zona con el toque de Roma.

La gastronomía de Aldrovandi Villa Borghese es exquisita; no sólo ofrece platillos de la más alta cocina internacional, sino experiencias culinarias por medio de sus diferentes restaurantes: Assaje, un comedor con vista al jardín privado, especialista en exquisiteces basadas en los sabores tradicionales del Mediterráneo.

En Il Bar de Giardino y en Garden Bar se pueden degustar aperitivos inigualables o una cena romántica a la luz de las velas en Garden Restaurant.

Il Grill es un acogedor e íntimo restaurante grill, con una elegante chimenea para mantenerlo caliente durante los meses más fríos, mientras sus huéspedes se deleitan de suntuosas especialidades italianas.

Te podría interesar: Un pueblo de Italia vende casas en 24 pesos

Su Bar Americano ofrece la mejor mixología y bebidas de Roma en un ambiente elegante y reconfortante. Por último, Sala Verde es el sitio perfecto para recargar energías gracias a los desayunos que ahí sirven, rodeados de la belleza de la sala adornada con toques tradicionales italianos.

Por otra parte, el Mytha SPA consiente a sus visitantes de pies a cabeza en un ambiente relajante, con instalaciones de última generación.

Además, cuenta con diversas actividades y amenidades para vivir una experiencia única e inigualable: clases de cocina, picnic en Villa Borghese, piscina al aire libre, paseos en bicicleta, servicios de transporte eléctrico, entre muchas otras.

Historias en video



En Vivo