Camina en medio de un bosque tenebroso lleno de vochos, ¿te atreves?

Lánzate a Suecia y camina en medio de un bosque tenebroso lleno de vochos y demás autos abandonados.

352
Camina en medio de un bosque tenebroso lleno de vochos, ¿te atreves?
Foto: Iván Díaz/Unplash

Alrededor del mundo existen diversos lugares que guardan un atractivo bastante peculiar, pero ¿te imaginas caminar en un bosque tenebroso lleno de vochos? No lo imagines más, mejor lánzate al sur de Suecia, muy cerca de la frontera con Noruega, en donde podrás vivir esta experiencia.

En la localidad de Bastnas, Suecia, se encuentra una zona que anteriormente fungía como campamento minero y que hoy en día se ha convertido en un cementerio de decenas de vochos.

Bastnas, el lugar que se convirtió en un bosque tenebroso lleno de vochos

Hace hace unos años, Bastnas albergaba un pequeño un pequeño número de habitantes, pero poco a poco fue quedando deshabitada y actualmente conserva un museo de minerales y una peculiar atracción, se trata de un bosque tenebroso lleno de vochos abandonados.

Como si se tratase de un deshuesadero, así luce este bosque tétrico en el que se hayan cientos de autos pudriéndose y oxidándose. De acuerdo con los mismo lugareños, el bosque ha estado repleto de autos desde hace ya varios años; sin embargo, no recuerdan cómo fueron a para ahí.

Te podría interesar: Puente-túnel de Oresund, maravilla arquitectónica que une a Dinamarca y Suecia 

Historia

Aparentemente todo inicio en 1967, cuando el gobierno cambió el manejo del lado izquierdo de la calle al lado derecho, lo que trajo consigo innumerables accidentes automovilísticos. Siendo el 3 del septiembre el día que se registró el mayor incidente, una carambola impresionante que afectó a varias decenas de autos.

La mayoría de los automóviles involucrados fueron pérdida total y ante la promesa del gobierno de deshacerse de ellos, fueron abandonados en un bosque lejos de la ciudad. Ante tales hechos, los automovilistas tuvieron que irse adecuando al nuevo lado de manejo, provocando que muchos autos fueran vendidos y otros tantos abandonados, ya que no eran funcionales.

Te podría interesar: Suecia presume su Ice Hotel, el más grande del mundo 

Fue así como el bosque se convirtió en un cementerio para vehículos abandonados, entre ellos, un gran número de vochos de la Vokswagen (más de 100 aproximadamente), seguidos de marcas como SAAB, Sunbeam, Buick, entre otras. La mayoría de los esqueletos que aquí se hayan son totalmente inservibles, ya que la naturaleza los reclamó y los oxidó.

Este lugar está abierto al público los 365 días del año y es totalmente gratuito, aunque algunos lugareños ofrecen recorridos guiados para que los visitantes vivan una experiencia completa. La única regla para visitar este bosque tenebroso lleno de vochos es no robar nada de los autos, rayarlos ni modificar cualquiera de sus partes.

Historias en video



En Vivo