4 lugares maravillosos para celebrar el Día Internacional del Beso

¿Ya sabes dónde celebrar el Día Internacional del Beso? Te decimos 4 lugares mágicos para hacerlo.

60
Día Internacional del Beso
Foto: Twitter/@SECTUR_mx

Hoy es el Día Internacional del Beso así que te compartiremos 4 maravillosos destinos donde los besos forman parte del atractivo y magia de ellos. Así que si no sabes dónde celebrar este día, continúa leyendo para que te enteres cuáles son estos sitios tan románticos.

De dónde surge el Día Internacional del Beso

Este día se celebra cada 13 de abril a nivel mundial y fue declarado así a partir de un  concurso peculiar que se celebró en Tailandia en el año 2011. La dinámica para ganar este certamen era la duración de un beso, donde el más largo ganaba.

En ese momento una pareja de ese país asiático estableció un récord mundial, con un beso que duró 46 horas, 24 minutos y 9 segundos. Así que, como reconocimiento a este hecho, varios países decidieron adoptar esta celebración.

Te puede interesar: Visita los 4 Pueblos Mágicos que tiene Yucatán y sus atracciones

Una vez que sabes el origen del Día Internacional del Beso, ahora te presentaremos los lugares más románticos para celebrar dándole un beso a tu pareja.

4 lugares para celebrar el Día Internacional del Beso

  1. San Diego: instantánea tridimensional

En San Diego, California, se halla la Unconditional Surrender, una escultura de 7.6 metros instalada sobre el embarcadero de San Diego, justo al lado del barco-museo U.S.S. Midway.

Esta enorme estatua representa el momento en que el marino George Mendonsa le roba un beso a una enfermera como parte de las celebraciones del fin de la Segunda Guerra Mundial de 1945. El hecho fue fotografiado por Alfred Eisenstaedt quien inmortalizó ese instante que se volvió famoso a nivel global.

Por eso, se ha convertido en tradición para muchas parejas el tratar de recrear ese momento y tomarse una foto para dejar constancia del gran amor que se tienen.

2. Besos en Sortelha, Portugal

Si visitas este país atlántico en busca de espacios románticos, no dudes en darte una vuelta por Sortelha, un pueblo bellísimo cerca de la frontera con España.

Ya desde el nombre Sortelha se hace referencia a la unión, pues su significado es “sortija”. Sin embargo, esta no es la única razón para celebrar el Día Internacional del Beso en este encantador poblado medieval. Pues en el pueblo también se encuentra As rochas do beijo eterno, una peculiar formación rocosa.

La leyenda de ese sitio señala que se originó cuando dos amantes clandestinos el hombre musulmán y la mujer cristiana fueron sorprendidos por la madre de ella dándose un beso. Lo que hizo que se les lanzara un embrujo de petrificación, donde quedaron como estatuas a poca distancia de consumar su beso. Y esta es la razón por la que los enamorados la visitan y honran su amor con más besos.

3. Obras de arte en Viena

Como sabes, existen numerosas obras de arte con representaciones de parejas besándose. Por ejemplo: la escultura El beso, de Rodin, o Kiss II, de Roy Lichtenstein y muchas más. Y una de las que destacan de entre todas es Der Kuss, la pintura realizada con óleo y láminas de oro por el austriaco Gustav Klimt entre 1907 y 1908.

Esta célebre obra muestra el momento en que Dafne se convierte en laurel tras el beso del dios griego Apolo, según con la mitología griega. No obstante, hay quienes sugieren que la mujer retratada no es sino la amante de Klimt en aquel entonces, Emilie Flöge.

Te puede interesar: Isla María Madre, la prisión modelo que se convirtió en reserva de la biósfera

Como estas obras están cargadas de amor, muchas parejas se dan cita en la Galería Belvedere de Viena, para admirar la pintura de Emilie Flöge, y de paso, demostrar el amor con un beso.

4. El Callejón del Beso en Guanajuato

El Callejón del Beso, se encuentra en la ciudad de Guanajuato, México. Esta peculiar construcción está en el centro histórico de la ciudad cervantina, donde sus características desbordan romanticismo.

Esta estrecha callejuela con escalinatas y balcones encontrados también ha inspirado una trágica leyenda. Según se cuenta que ahí vivieron un minero mexicano y una noble española, cuyo amor prohibido provocó la ira del padre de la mujer. Así, mientras ambos se entregaban un beso clandestino, de balcón a balcón, el adinerado español mató al joven minero que cortejaba a su hija. A parir de entonces, es tradición cada miembro de las parejas se coloquen en los diferentes balcones para darse un beso.