¿Isla en tierra firme? Te invitamos a visitar Tzibanzá, una isla en Querétaro

Se localiza a unas dos horas de la capital queretana

132
Querétaro Travel

Islas encantadoras hay muchas en México, pero ninguna como Tzibanzá. ¿Por qué? Para empezar, porque está a cientos de kilómetros de cualquier litoral, ya sea el Pacífico, el Golfo de México o el Caribe. Para no hacer más dilatado el misterio: se encuentra en Querétaro.

Así como lo lees. La isla Tzibanzá se localiza entre Querétaro e Hidalgo, en el Pueblo Mágico de Cadereyta de Montes. Es pequeña, pero es todo un lujo de quietud y naturaleza al alcance de la mano, en especial si te gusta observar aves en su entorno natural y si practicas el ecoturismo.

También lee Querétaro de cerca: la ciudad reactiva su programa Rutas Turísticas

Por estas mismas características, es obvio que una reservación requiere de un tiempo de anticipación mínimo de 6 meses. Si piensas viajar allá, es un buen tiempo para organizar todas las medidas de seguridad e higiene que se requieren por la actual pandemia.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

🙂

Una publicación compartida de Isla Tzibanza (@islatzibanzaoficial) el

Un lago en la huasteca

La presa de Zimapán es la responsable directa de que este cuerpo de tierra rodeado por agua, en plena huasteca queretana, sea posible. Con el nombre oficial de presa “Fernando Hiriart”, en esta obra de ingeniería confluyen los ríos San Juan, Moctezuma y Tula.

También lee Guía para la Vendimia 2020 de vinos en Querétaro

Si lo tuyo es el ecoturismo, llegaste a un lugar a tres y media horas de la Ciudad de México con todas las posibilidades de este tipo de viaje. Mira si no:

Allí puedes practicar la pesca deportiva con especies como la lobina negra. Y precisamente como es deportiva, las especies que captures son devueltas a su hábitat aún vivas, para evitar los daños al ecosistema del lugar.

Aparte de nadar plácidamente en sus tranquilas aguas, puedes aventurarte en un paseo en kayak. Si lo prefieres, hay un recorrido en bote con guías expertos en todos los rincones y características de la región, así como de su fauna y flora.

Si optaste por este alternativa, te recomendamos dejarte llevar hasta los Manantiales de Thaxidó, en Tecozautla, Hidalgo. Allí hay aguas termales en las que podrás “coronar” tu pequeña travesía con un baño vivificante y curativo.

En los 30 kilómetros de largo que mide la presa Zimapán se pueden realizar otros recorridos en bote igual de entrañables, como una visita a las pequeñas cascadas y formaciones de riachuelos cercanos a la isla Tzibanzá.

Sí tienes la oportunidad, te recomendamos visitar El queso, un lugar en el que las cactáceas de la zona son el personaje principal.

El hospedaje

El Campamento Ecoturístico la Isla Tzibanzá cuenta únicamente con 8 cabañas de lujo para cuatro personas cada una.

El costo por persona es de mil 100 pesos por noche, los niños menores de 12 años pagan 600 pesos; incluye traslado en lancha, tres alimentos y el hospedaje.

Para visitar la isla Tizbanzá, puedes tomar el camino hacia la Sierra Gorda de Querétaro; después de Cadereyta de Montes, sigue en línea y toma la desviación al Palmar. Un poco más adelante verás la desviación hacia la isla.

También lee Pinal de amoles – Un lugar de ensueño

Historias en video



En Vivo