Ruta del Mezcal en San Luis Potosí

Visita algunas de las casas mezcaleras con reconocimiento mundial

180
Visita San Luis Potosí

Más allá de la sentencia popular, toma la Ruta del Mezcal no sólo cuando te sientas mal, sino para degustar la vida, con todos sus matices. Y si ya visitaste Oaxaca, prueba con un destilado de una zona quizá un poco menos conocida: San Luis Potosí.

Esta bebida espirituosa —y quizá espiritual— es una tradición en San Luis Potosí, donde se sirve en los bares y restaurantes de la capital potosina. Por eso también cuenta con su Ruta del Mezcal, la cual no podrás eludir si te gustan las aventuras con esta deliciosa bebida.

La Ruta del Mezcal

Imagina primero que estás en la zona del Altiplano. Más que tus maletas, ve alistando el cuerpo para recibir uno de los elixires más connotados que nos ofrece el agave. Ya en esa región, ahora imagina visitas pausadas, con mezcal en mano, a antiguas haciendas para conocer de viva voz el tradicional y mágico proceso de elaboración del mezcal artesanal.

Si bien siempre es recomendable adentrarse en un lugar para conocerlo a fondo, a veces saliéndose “de la ruta” —sin exponerse, claro—, en este caso te recomendamos acudir con los operadores autorizados de la Ruta del Mezcal.

También lee La desconocida tradición mezcalera de Zacatecas

Y no estamos queriendo anular la diversión, sino porque esos operadores sabrán bien por dónde llevarte y, en una de esas, te cuidarán mientras tú degustas el poderoso néctar del mezcal.

Para ello, puedes contactarlos con en tu hotel o en las oficinas de Turismo de San Luis Potosí. Ellos te permitirán reconocer los establecimientos en donde, por más de 200 años, se ha fabricado el mezcal en el estado.

Comencemos el viaje mezcalero

La Ruta del Mezcal de San Luis Potosí comienza en la población de Venado, cerca de Charcas. Allí puedes visitar el Centro Cultural “Roberto Donis”, la antigua fábrica textil que comenzó a operar en 1872 y concluyó en 1980. Hoy expone la obra de este artista plástico que en vida exhibió en México y el extranjero.

En dirección al norte, nuestra Ruta del Mezcal nos lleva a Charcas. Antes de tomar cualquier camino en esa localidad te recomendamos comer unas afamadas gorditas ferrocarrileras (bolitas de masa rellenas de queso, infaltables), para dirigirte al colorido Templo de la Virgen del Rosario, patrona de los mineros.

También lee Tirolesa mágica en Real de Catorce… a 500 metros de altura

Como es de ley, luego el punto culminante de la Ruta del Mezcal en este poblado son las fábricas de mezcal de Laguna Seca, Santa IsabelZaragoza de Solís. En estas destilerías hay tecnología de punta, y además de producir mezcal, podrás endulzar las palabras con miel, vino y jugo de agave.

La siguiente parada en la Ruta del Mezcal es Pocitos. En esta comunidad podrás probar los chinicuiles asados y luego visitar el cercano vivero de El Leoncito.

La siguiente parada es Salinas. Como su nombre lo indica, allí hay fábricas de producción de sal. Sobresalen en este sitio las fábricas de Santa Teresa e Ipiña, en el municipio de Ahualulco.

Precisamente en Ipiña se produce el mezcal Júrame, “cristalino, de un brillante elegante, suave al trago y con exquisitos aromas al paladar. Su sabor es la perfecta compañía para brindar y jurarse a los ojos”, indica la casa mezclara en su sitio web. Júrame ganó la Medalla de Oro en el Concours Mondial de Bruxelles, en la categoría Destilados, en 2019.

Con esta Ruta del Mezcal, ¿no sete antoja brindar?

 

Con información de Visita San Luis Potosí

Historias en video



En Vivo