Salvatierra, el Pueblo Mágico de Guanajuato lleno de joyas arquitectónicas

La arquitectura de este Pueblo Mágico lo convierte en la tercera ciudad colonial de Guanajuato

2
salvatierra pueblo mágico
Foto: Instagram/ @gerardomenmar

El hermoso Pueblo Mágico de Guanajuato, Salvatierra, se encuentra en el Valle de Guatzindeo, y su nombre significa “sitio de hermosa vegetación”. Se trata de la primera comunidad que fue elevada a categoría de ciudad, en esta región guanajuatense, en el año 1644. 

Salvatierra es un lugar lleno de  arquitectura religiosa y civil, con abundantes puentes, haciendas, conventos, y antiguas casonas, las cuales le brindan una gran distinción y ambiente tradicional.

Te puede interesar: 7 actividades imperdibles para conocer Mazunte, el Pueblo Mágico de Oaxaca

Entre sus principales obras arquitectónicas se encuentran El Puente De Batanes, escenario de batallas independentistas, El Santuario de Nuestra Señora de la Luz, el Convento de las Capuchinas, el Templo del Carmen, la Ex Hacienda de San José del Carmen, el mercado Hidalgo y su jardín principal.El Eco-Parque el Sabinal es una excelente opción para el turismo de naturaleza, con cabañas con vista al río Lerma o espacios recreativos como juegos infantiles y asadores de carne.

Su gastronomía se destaca por platillos tradicionales como las “largas” un clásico antojito en cualquier rincón de la ciudad o los famosos prestiños, una receta que es patrimonio familiar para estos panes con piloncillo y canela. Algunas de sus tradiciones más representativas son el “Paseo de Manolas” cada 2 de febrero y su famosa Marquesada, una fusión del mundo de la tauromaquia con música y bailables.

El lugar surgió con una población casi en su totalidad de españoles. Ese fue precisamente uno de los factores que tomó en cuenta el Virrey de la Nueva España, para elevar al rango de ciudad a la antigua comunidad de San Andrés Chochones.

Te puede interesar: ¿Qué hacer en Xico, el Pueblo Mágico de Veracruz?

De todas las poblaciones del estado de Guanajuato, fue la primera en recibir tal distinción. En la segunda parte del siglo XVI, se estableció en Salvatierra la orden de los agustinos y ellos precisamente fueron los encargados de construir un espléndido complejo conventual.