Museos de la CDMX con increíbles jardines para refugiarse

931
Museos de la CDMX
Foto: @museofridakahlo/Facebook

Los museos de la CDMX son verdaderas joyas arquitectónicas, pero más allá del acervo cultural que poseen, también refugian impresionantes jardines con colecciones de plantas, réplicas de obras de arte, fuentes, e incluso, son hogar de una diversidad de especies animales. Te invitamos a redescubrir sus espacios al interior de estos sitios emblemáticos de tu ciudad.    

Tres jardines en museos de la CDMX

Museo Casa de la Bola

Fue adquirida por Antonio Haghenbeck en 1942 y desde entonces recuperó el área verde para levantar un jardín con amplia vegetación al estilo romántico europeo con esculturas, fuentes y andadores empedrados.

Es una de las casas museo que forma parte del acervo cultural de la Fundación Haghenbeck, situada en lo que fuera la antigua Villa de San José de Tacubaya, en la CDMX. Conserva sus características arquitectónicas virreinales, con dos plantas, un patio central con duela y corredores sostenidos por columnas de cantera. 

Museo Casa Azul 

El jardín de este espacio cultural fue diseñado por la misma Frida Kahlo, donde abundan cactáceas como biznagas, árboles frutales, geranios, enredaderas y mucho más. Esta hermosa área verde se acompaña por un basamento piramidal, así como algunas figurillas prehispánicas y una fuente. 

Fue residencia de la artista durante la mayor parte de su vida, incluso, hogar que compartió con Diego Rivera, quien después de su muerte se encargó de hacer cumplir el deseo de la pintora: dejar su casa como Museo para el aprendizaje y disfrute de México. La museografía quedó a cargo del poeta tabasqueño Carlos Pellicer.

Te puede interesar: Las mejores exposiciones en los museos de la CDMX

Museo Dolores Olmedo

Al ocupar el terreno de lo que antes fuera la Hacienda la Noria, ubicada al sur de la capital de México -del siglo XVI-, se extiende una variedad de áreas verdes con una colección de plantas mexicanas que dan vida a hermosos jardines, hogar de xoloitzcuintles, pavorreales, gansos y gallina de Guinea, que pasean libremente por el lugar. 

Dolores Olmedo Patiño, coleccionista de arte y filántropa, adquirió el inmueble en 1962, para dejar de ser su hogar en 1994, año en que abrió como museo, para exhibir las colecciones más grandes de los trabajos de Frida Kahlo y Diego Rivera, entre otras piezas más, que formaron parte de su acervo personal. Disfruta de estos museos de la CDMX.

Historias en video



En Vivo