México reclama a Zara y a otras dos marcas por apropiación cultural indebida

Esta no es la primera vez que Zara y otras marcas incurren en la apropiación cultural indebida.

280
México reclama a Zara y a otras dos marcas por apropiación cultural indebida
Foto: DEZALB/Pixabay

México ha tomado cartas en el asunto y a través de la Secretaría de Cultura exigió explicaciones a diversas marcas como Zara, Antropologie y Patowl por emplear elementos culturales de algunos pueblos originarios del país, alegando una “apropiación cultural indebida“.

El organismo le envió misivas a las respectivas marcas para que expliquen públicamente sobre la apropiación cultural y “con qué fundamentos se privatiza una propiedad colectiva”, haciendo uso de elementos culturales cuyo origen está identificado en diversas comunidades del estado de Oaxaca, así como los beneficios que serán retribuidos a las comunidades creadoras.

A través de un comunicado, la Secretaria de Cultura indicó que en las misivas, firmadas por la titular de la dependencia, Alejandra Frausto, se explica que se trata de “un principio de consideración ética que, local y globalmente, obliga a hacer un llamado de atención” y a discutir “un tema impostergable como es el proteger los derechos de los pueblos originarios que históricamente han sido invisibilizado”.

Reclamo a Zara

En el caso de la marca española, propiedad de grupo Inditex, la exigencia por apropiación cultural indebida es sobre el vestido Midi con cinturón, el cual toma algunos elementos de la cultura mixteca, principalmente de los huipiles que se elaboran en el estado de Oaxaca, en el municipio de San Juan Colorado.

Anthropologie

En el caso de la marca estadounidense, la prenda por la que se le acusó de apropiación cultural indebida son los pantalones cortos bordados Marka, los cuales incluyen detalles distintivos del pueblo mix de Santa María Tlahuitoltepec.

Patowl y la apropiación cultural indebida

Con Patowl es por una serie de camisetas de la colección Tops, los cuales copian fielmente la indumentaria tradicional del pueblo zapoteco del municipio de San Antonino Castillo Velasco.

En dichas cartas, Frausto invita a las marcas a trabajar respetuosamente con las comunidades sin socavar la “identidad y la economía de los pueblos” y con apego a “un comercio justo” que trate de la misma forma a empresarios, diseñadores y creadores originarios, sin caer en apropiación cultural indebida.

Te podría interesar: Acusan a marca australiana de plagiar bordados oaxaqueños 

Cabe recordar que esta no es la primera vez que sucede algo similar, ni tampoco es la única ocasión en que Zara incurre en una apropiación cultural indebida, ya que el año pasado fue tendencia por lanzar su bolso de compras similar a la bolsa empleada en México para ir al mercado.

Mismo caso con la diseñadora francesa Isabel Marant, quien plagió diseños artesanales del estado de Michoacán cuando lanzó una línea de ropa con diseños purépechas.

Louis Vuitton no se ha quedado fuera de la ya citada apropiación cultural indebida, luego de lanzar su colección Dolls By Raw Edges, con bordados similares a los de los artesanos de Tenango de Doria.

Otro caso de apropiación cultura sucedió con Carolina Herrera, al lanzar su colección inspirada en México, misma que incluía sarapes y bordados tradicionales.

El caso de Christian Dior fue uno de los más sonado tras lanzar una serie de bolsos que simulaban diseños realizados por los habitantes de San Juan Chamula, Chiapas.

Y cómo olvidar el poncho que lanzó Michael Kors, el cual era idéntico al que los artesanos mexicanos elaboran y se conoce como “jerga”. Así como el suéter de Mango, el cual contenía bordados florales, similares a los bordados de los tenangos, entre muchos otros casos de apropiación cultural indebida.

Historias en video



En Vivo