Chanclas: El antojito poblano que te alegrará el corazón

Chanclas poblanas, un antojito que de a poco se ha ido perdiendo y que actualmente es difícil de encontrar.

139
Chanclas: el antojito poblano que te alegrará el corazón
Foto: @SECTUR_mx/Twitter

Hablar de la gastronomía mexicana es mencionar un sinfín de platillos que alegran el corazón de todo aquel que los prueba, existen algunos muy conocidos y otros quizá no tanto, como las chanclas poblanas, pero tranquilo, no se trata de ese artefacto letal que usan las mamás de México para poner quietos a sus hijos, sino de un delicioso antojito típico de la Angelópolis.

Al igual que las tradicionales y deliciosas cemitas, las chanclas son un infaltable de Puebla, aunque quizá no sean tan conocidas, ya que actualmente sólo unas cuantas panaderías las elaboran de forma tradicional, por lo que encontrarlas se ha convertido en todo un reto.

Te podría interesar: Estrella de Puebla, un observatorio portátil digno de los Guinness World Records 

Historia

Su origen y pasado son inciertos; sin embargo, el restaurante Tortas y Chanclas del Callejón de Variedades asegura prepararlas desde 1914.

“Todo empezó desde el año 1914, donde la familia Robles Palacios con la señora María Mancha y su media hermana María de la Luz Robles fueron las pioneras en elaborar las famosas y tradicionales chanclas, las cuales iniciaron en el Callejón de las Variedades, lugar donde trabajaron por muchos años hasta 1968”, describe su sitio web.

¿Qué son las chanclas?

De acuerdo con Laroussecocina, es un panecillo preparado con masa de harina de trigo fermentada con pulque, cuya forma se asemeja a una chancla o lengüeta. Posee una consistencia y una textura similar a la del pan árabe, con la diferencia que las chanclas son infladas al centro, lo cual permite abrirlas y rellenaras.

Existen dos tamaños, algunas miden 9 centímetros de largo por 6.5 de ancho, mientras que las más grandes miden aproximadamente 17 centímetros de largo por 9 de ancho. Son similares las tortas ahogadas de Jalisco, ya que se rellenan con carne o algún otro ingrediente y se bañan con salsa.

Una tradición que cambia según la persona que la prepara

Cada cocinera o persona que las prepara tiene una receta especial para el relleno y otra para la salsa; sin embargo, lo que se mantiene constante es el pan. La clave está en el adobo, el cual es elaborado con chile guajillo y ancho, para nivelar el picor, combinándolos con cebolla, jitomate, especias y la carne molida, la cual va dentro de las chanclas con longaniza o chorizo y hierbas de olor.

Una vez preparado el adobo, la tapa y la base del pan se remoja en la salsa y se pasa por la plancha, por último se rellena con la carne y unas lajas de aguacate. Por último, se le adicionan unas lajas de cebolla y a comer se ha dicho.

Receta y cómo prepararlas

Ingredientes

  • 250 gr de carne molida de res.
  • 250 gr de chorizo.
  • 150 gr de chile guajillo.
  • 500 gr de jitomate.
  • 2 cebollas chicas.
  • 1 lechuga desinfectada.
  • 1 diente de ajo.
  • 2 aguacates.
  • 8 chanclas.
  • 2 cucharadas de cominos.
  • Sal al gusto.

Te podría interesar: Cuetzalan, Puebla: vive su magia en la Aldea San Francisco de Asís

Preparación

Se deben poner a hervir los chiles, una cebolla, el jitomate y los cominos. Posteriormente se retira del fuego y se deja enfriar sin retirar el agua hasta que los chiles se pongan suaves, luego se licúa todo.

En una cacerola se coloca la carne molida y el chorizo, sin emplear aceite, únicamente con la grasa que suelta la carne. Una vez que la carne está cocida se cuela, se le agrega sal al gusto y se deja a fuego bajo.

Para emplatar se corta el pan por la mitad, en la base se pone aguacate, lechuga, cebolla y un poco de carne, luego se baña con abundante salsa y se sumerge la tapa antes de colocarla.

Historias en video



En Vivo