Revisa tus monedas de 20 pesos, podrían valer más de lo que te imaginas

Si tienes alguna de las monedas de 20 pesos del "Fuego Nuevo", te puedes ganar una buena lanita.

250
Revisa tus monedas de 20 pesos, podrían valer más de lo que te imaginas
Foto: Aicayn/Pixabay

Las monedas cuando salen de circulación suelen convertirse en el objeto de deseo de muchos coleccionistas, los cuales prestan mucha atención a los detalles de éstas y que en ocasiones suelen adquirir un valor muy por encima de su denominación original.

Monedas de 20 pesos, la nueva joya para los amantes de la numismática

Es así como muchas monedas terminan ofertándose por encima de su valor en sitios de comercio electrónico, tal es el caso de las monedas de 20 pesos que se emitieron en 2000 y 2001 y que en su anverso presentaban a Xiuhtecuhtli sosteniendo una antorcha bajo la leyenda Fuego Nuevo.

Te podría interesar: Tres monedas antiguas se venden entre 8 mil y 20 mil pesos

Hoy en día son poco comunes, de ahí que comenzaran a cotizarse bastante bien en internet, principalmente en los sitios especializados en comercio electrónico como Mercado Libre donde se venden desde 3 mil hasta los 5 mil pesos, así como leíste, así que si tienes alguna es probable que puedas sacarle una buena lanita.

El valor original de esta pieza era de 20 pesos; sin embargo, para los coleccionistas tiene un valor adicional, mismo que fija con base en diferentes factores, como rareza, escasez, nivel de conservación o posibles errores durante su acuñación.

La moneda de 20 pesos del “Señor del Fuego” salieron en el cambio de milenio. Este ejemplar es de bronce y aluminio y pertenece a la familia C, y se puso en circulación desde el 3 de abril del año 2000.

Te podría interesar: Cinco monedas antiguas que alcanzan un precio total de hasta 125 mil pesos en línea

Como mencionamos anteriormente, en el anverso se muestra la inscripción “Fuego Nuevo“, así como el símbolo ““, el número 20 y a Xiutecuhtli sosteniendo una antorcha. Este personaje es considerado el dios del fuego. De acuerdo con el Banco de México (Banxico), la familia C se introdujo en 1996 para concluir el cambio de unidad monetaria.

Actualmente, algunas monedas de esta familia se encuentran en proceso de retiro, pero todavía pueden emplearse en transacciones; sin embargo, cuando lleguen a los bancos, éstos se encargan de separarlas para que no sean entregadas al público.

Historias en video



En Vivo