Dile adiós al mal historial en Buró de Crédito con estos 5 consejos

Que las deudas no te ahorquen, sigue estos tips para limpiar tu mal historial en Buró de Crédito.

434
Dile adiós al mal historial en Buró de Crédito con estos 5 consejos
Foto: 1820796/Pixabay

Los créditos y deudas suelen tener severas consecuencias cuando nos atrasamos en el pago de las mismas, principalmente en nuestro historial crediticio. Estar registrado en el Buró de Crédito tiene efectos positivos o negativos según tu historial de pagos.

¿Qué es el Buró de Crédito?

Es una entidad privada que genera informes del historial de crédito de personas o empresas, en donde se incluye información relacionada al comportamiento de pago de créditos hipotecarios o automotrices, cuentas de tarjetas de crédito o servicios básicos como luz o agua, entre otros.

Te podría interesar: Ahorro hormiga: mejora tus finanzas con este sencillo método

Toda la información que se encuentra en el Buró de Crédito es confidencial y se comparte a entidades financieras afiliadas que lo soliciten. Aquí se reúne toda la información crediticia de una persona, buena o mala, según sea el caso.

¿Cómo saber si estoy en buró de crédito?

Cabe mencionar que no existe únicamente un buró, sino existen diversas empresas como Círculo de Crédito o Buró de Crédito que operan como, Sociedades de Información Crediticias (SIC). Aquí se encuentran todas las personas que han tenido un crédito, así como su historial de pagos y si estos fueron cubiertos en el plazo establecido o no.

Tips para regularizar tu historial financiero en el Buró de Crédito

Si tu historial es bueno y pagas tus créditos a tiempo, obtendrás mejores oportunidades con tasas competitivas y te dará la facilidad de acceder a montos más elevados, así como mejores condiciones.

Por el contrario, si tu historial no está al corriente y te caracterizas por ser una persona morosa, difícilmente serás acreedor a un crédito o préstamo, para ello, Creditas nos revela algunos consejos para regularizar nuestro historial y mejorar nuestra salud financiera:

Te podría interesar: 5 métodos de ahorro sin tener que hacer engorrosos presupuestos

  • Honestidad: lo primero que debes hacer es ser honesto, y admitir que no tienes la solvencia económica suficiente para cubrir tu deuda en tiempo y forma.
  • Negociar: para negociar debes recurrir a la entidad con la que contrajiste la deuda. Esto te permitirá obtener un periodo gracia más prolongado u obtener mejores condiciones para cumplir con el pago. Si renegocias una quita de deuda debes contemplar que esta operación quedará registrada en tu historial, quedando como un perjuicio para el acreedor, esto afectará puntuación pero te ayudará a salir de aprietos.
  • Liquidez: si no sabes cómo pagar la deuda una vez reestructurada, quizá sea momento de buscar otro empleo, vender algún activo que no uses, o solicitar un crédito con tasas accesibles. Incluso puedes echar mano de tu auto, casa o nómina que funcionan como garantía.
  • Evita los fraudes: la desesperación es la peor enemiga en momentos de apremio, principalmente si se trata de deudas. Evita caer en fraudes de aquellos que te soliciten dinero para modificar tu historial crediticio. Recuerda que el único camino es pagar o negociar tu deuda.
  • Pon en orden tus finanzas: calcula cuánto puedes pagar al mes, posiblemente la deuda se prolongue pero los pagos serán seguros.

Historias en video



En Vivo