Juego de pelota: Historia de la cascarita más famosa del México prehispánico

El juego de pelota no era considerado como un deporte, sino como un ritual.

426
Juego de pelota: historia de la cascarita más famosa del México prehispánico
Foto: DEZALB/Pixabay

El juego de pelota o pok-ta-pok como también se le conoce, es la cascarita más famosa de la civilización mesoamericana, principalmente en la región que abarcaba Guatemala, Belice, parte de Honduras, El Salvador y obviamente de México.

Historia, origen y qué simboliza el juego de pelota

El juego de pelota no era considerado un deporte, sino más bien un ritual de gran importancia política y religiosa que representaba la regeneración de la vida y servía para garantizar el orden cósmico, asimismo tenía diferentes funciones como: portal al inframundo, para representar batallas cósmicas entre cuerpos celestes, ceremonias políticas y religiosas, sacrificios humanos, rituales de fertilidad y ceremonias bélicas.

Te podría interesar: “Maya and the three”: La serie de Netflix sobre los mayas

Su origen tiene aproximadamente más de 3500 años y de acuerdo con diversas investigaciones, no existe un inventor a quien adjudicársele este juego, ya que existen diferentes representantes como los Mayas, Zapotecas, Teotihuacanos, Toltecas, Aztecas y Olmecas.

¿Dónde surgió?

El origen del surgimiento del juego de pelota se encontraba en tierras bajas de Mesoamérica; sin embargo, se descubrió un yacimiento en Etlatongo, Oaxaca, en la parte alta de México, de dos canchas (la más antigua, data del 1374 a.C), 800 años antes de los que se creía que existió el primer campo de esta zona.

Las canchas halladas, así como algunas imágenes de jugadores, sugieren, que las zonas altas de México desempeñaron un papel fundamental en los orígenes del juego, cambiando el paradigma de lo que se conocía anteriormente.

La cancha de juego de pelota más antigua hasta la fecha se encuentra en Paso de la Almada, en la costa sur de Chiapas y cuyo origen data del 1650 a.C., casi un milenio de diferencia con las encontradas en Etlatongo, en el estado de Oaxaca.

Te podría interesar: 5 cosas que no sabías de los mayas

Cómo se jugaba

El juego de pelota se jugaba en dos equipos de siente personas, los cuales se reunían con el fin de ser reconocidos como elementos de renombre dentro de la sociedad. Los jugadores tenían que golpear la pelota de caucho de aproximadamente 20 centímetros de diámetro con sus caderas e introducirla en un aro de piedra que se encontraba a seis metros de altura.

La cancha era de forma rectangular y en el centro tenían dos aros de piedra que tenía labrada diferentes imágenes representativas, según la cultura.

Historias en video



En Vivo