Cacaxtla-Xochitécatl, los sensacionales y bien conservados murales de Tlaxcala

Algunos de los principales atractivos de esta zona arqueológica son sus pinturas y su impresionante techo

604
Cacaxtla-Xochitécatl, murales de Tlaxcala
Foto: @team_tope/Instagram

Cacaxtla-Xochitécatl, en Tlaxcala, es una zona arqueológica de gran valor que se encuentra muy cerca de la CDMX.

De acuerdo con la etimología, el nombre deriva del vocablo náhuatl Cacaxtli, que significa “instrumento utilizado para cargar mercancías” o “lugar de cacaxtles”, de acuerdo con el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), mientras que Xochitécatl es un gentilicio que significa “el habitante o el nativo de Xochitlán”.

Los habitantes de la zona fueron los olmecas-xicalancas, quienes controlaron la región del valle sur de Tlaxcala y del valle poblano, hoy conocido como San Miguel del Milagro, entre los años 650 y 900 d.C.

Te podría interesar: La barca de la fe, templo sagrado sui géneris en Tlaxcala

Su poderío logró la hegemonía política, militar y económica en gran parte del valle poblano-tlaxcalteca después de la caída de Teotihuacán y Cholula, logrando entablar relaciones comerciales a distancia con regiones de la costa del Golfo y la Cuenca de México.

Cacaxtla-Xochitécatl se descubrió en 1970, pero tuvieron que pasar cinco años más para que fueran hallados sus murales, a los cuales se sumaron hallazgos como el Gran Basamento, un complejo arquitectónico de estructuras superpuestas y adosadas que presentan sofisticadas pinturas murales, únicas en su clase, en los llamados Templo de Venus, Templo Rojo, Mural de la Batalla y Pórtico A.

Con el objetivo de proteger los murales, se colocó un extenso techo de cerca de 10 mil metros cuadrados sobre la sección medular del Gran Basamento, en la década de 1980. En 1990 fueron halladas dos cistas (monumento megalítico funerario individual) con ofrendas dedicadas a Tláloc y se recuperaron algunas vasijas de gran tamaño.

Cacaxtla-Xochitécatl fue erigido sobre la cima del cerro Xochitécatl, adecuando las construcciones a la topografía mediante terrazas-habitaciones y de cultivo; en la cima se colocaron los monumentos más importantes, como la Pirámide de las Flores, la Pirámide de la Serpiente, la Pirámide de la Espiral y el Basamento de los Volcanes.

Te podría interesar: Arranca Carnaval de Tlaxcala de manera virtual este 2021

Murales de Cacaxtla-Xochitécatl

Sin duda alguna, uno de los atractivos más importantes de Cacaxtla-Xochitécatl son sus murales prehispánicos, que conservan su diseño y tonalidad. En el Templo Rojo se halla el mural La batalla, pintado entre los años 650 y 700, mientras en el Norte, hay representaciones de hombres jaguar en un encuentro violento.

Con el fin de preservar los murales sin poner en riesgo su integridad, se realizaron reproducciones a escala para que los visitantes puedan apreciar mejor los detalles.

Esta zona arqueológica fue un centro ceremonial basado en el culto a la fertilidad y a la propiciación de lluvias, cuyos símbolos parecen ser transmitidos por medio de la imagen femenina. De Cacaxtla-Xochitécatl todavía se conservan piezas plásticas representativas de los habitantes de la región, como la de Los 11 Señores de Cacaxtla.

Historias en video



En Vivo