Estado de Tlaxcala: Origen, legado cultural, tradiciones y Pueblos Mágicos

Tlaxcala es el quinto estado más pequeño de México pero, tiene una densidad poblacional que es la tercera más alta.

43
Tlaxcala
Foto: Instagram/@tlaxcala_photos

Tlaxcala es una de las 32 entidades federativas de México, pues el 9 de diciembre de 1856, el Congreso Constituyente de la República aprobó la propuesta de que dejara la condición de territorio y asumiera la de estado libre y soberano.

Y después de un año, el 1 de junio de 1857, se instaló el primer congreso constituyente de Tlaxcala, así el 3 de Octubre se promulgó la Constitución Política del Estado.

El nombre Tlaxcala proviene de la palabra náhuatl tlaxcallan, compuesta de tlaxcalla que significa “tortillas” y lan “lugar de”. El glifo que simboliza la palabra Tlaxcala, consiste en dos cerros de los que emergen dos manos haciendo una tortilla. No obstante, algunos historiadores aseguran que el origen de su nombre proviene de la palabra texcallac que significa “en el peñasco”, talvez porque al lugar que llegaron los tlaxcaltecas primero fue la parte alta de un cerro, pero por corrupción fonética fue alterada a tlaxcallan.

Te puede interesar: Estado de Morelos, su fundación, Pueblos Mágicos y tradiciones

Tlaxcala es el quinto estado más pequeño de México pero, tiene una densidad poblacional que es la tercera más alta. Se trata de un lugar con una increíble mezcla de culturas, lo que atrae cada año a miles de turistas a ver sus tradiciones y costumbres.

Principales tradiciones y costumbres de Tlaxcala

  • La Huamantlada

Esta tradición se ha realizado de manera ininterrumpida desde hace más de 60 años en la ciudad de Huamantla, la cual consiste en soltar toros por la ciudad, donde habitantes locales y turistas pueden correr con los toros.

Esta práctica es muy parecida a los encierros de Pamplona, sin embargo, cuenta con mayores medidas de seguridad, ya que se traza un camino por el que los toros van.

Esta tradición se lleva a cabo entre los meses de julio y agosto, durante el último sábado de las festividades de la Virgen de la Caridad.

  • La noche que nadie duerme

Tradición celebrada en Huamantla entre la noche del 14 de agosto y la madrugada del día siguiente. En ese tiempo se realiza la peregrinación de la Virgen de La Caridad, quien es considerada una protectora para los pobladores locales.

Las calles de la ciudad se adornan de tapetes y alfombras a lo largo de los 6 kilómetros de recorrido de la Virgen, que sale a la medianoche de la Iglesia y regresa al amanecer.

  • Día de Muertos en Tlaxcala

Tlaxcala es un estado con una gran legado cultural, y el día de muertos es una celebración que es participe de ello, pues se celebra de manera muy especial y con profunda religiosidad para rendir homenaje a los difuntos.

Del 28 de octubre al 2 de noviembre la ciudad se adorna y llena los altares del tradicional pan de muerto, así como tamales, dulce de camote y otros platillos típicos.

Te puede interesar: Estado de México: Su historia, atractivos y más datos que debes conocer

  • Carnaval de Tlaxcala

Esta festividad se celebra en múltiples municipios a lo largo del estado del 7 al 12 de febrero, su origen se remonta al siglo XVII donde fue introducido por los españoles.

Su principal característica es el colorido que adquieren las localidades, debido a los trajes y máscaras que imitan las facciones de los conquistadores españoles, asimismo el ambiente se vuelve bastante festivo por la música y las danzas que inundan el Carnaval.

  • “La Bajada” de la Virgen de Ocotlán

La procesión de “La Bajada” de la Virgen es uno de los eventos más importantes de la localidad de Ocotlán y se celebra el tercer lunes de mayo.

Esta tradición es encabezada por integrantes de la iglesia que visitan varios templos y regresan a la Basílica de Ocotlán, construida en honor a la Virgen homónima.

Pueblos Mágicos de Tlaxcala

Tlaxcala está lleno de rincones hermosos y dos de ellos son sus Pueblos Mágicos: Tlaxco y Huamantla, los cuales cuentan con grandes atractivos y mucha cultura para disfrutar. Y en México Travel Channel te contaremos sobre ellos.

  • Tlaxco

Este Pueblo Mágico se halla rodeado de montañas, llanuras cubiertas de magueyes y una laguna. Además en Tlaxco podrás recorrer su pequeño pueblito del que se destacan la parroquia de San Agustín y la capilla del Santo Calvario.

También te recomendamos visitar el taller de Eva Martínez, donde además de admirar la bella casa de la artesana podrás ver el taller de platería e incluso, comprar alguna de las piezas que fabrican.

La mejor opción de hospedaje en este Pueblo Mágico es buscar una hacienda que se adapte a tu presupuesto para dormir y pasar un par de días rodeado de naturaleza, en el pasado Tlaxco fue un importante productor de pulque por lo que ahora muchas haciendas donde se producía esa bebida abren sus puertas para recorrerlas, pero también hay algunas que se convirtieron en hoteles.

Asimismo puedes disfrutar de la gastronomía de Tlaxco, como la deliciosa barbacoa, el pollo en mixiote, chamorro en pulque o probar un taco de escamoles o de gusanos de maguey.

  • Huamantla

Este Pueblo Mágico es muy conocido por la elaboración de hermosos tapetes que se realizan cada 14 de agosto en honor a la virgen de la Caridad durante La Noche que Nadie Duerme.

Además, si eres de los que les gusta la tauromaquia, este es el destino que debes visitar, pues los aires taurinos se pueden respirar en cada una de sus calles.

Aquí podrás visitar la Parroquia de San Luis Obispo, a cuya imagen se le atribuyen milagros, también puedes ir al Museo Nacional del Títere, El Museo Taurino y el Museo del Pulque. Y si quieres ahorrar tiempo aborda su tranvía turístico.

Para ir a comer, te recomendamos la Hacienda Soltepec, donde suelen ofrecer un buffet exquisito a la hora del desayuno. Y no dejes de probar alguno de los atoles con maíz nativo y en la Casa de los Magueyes prueba los mixiotes de carnero y el pollo estilo Tocatlán.

¡No te vayas sin comprar artesanías! Puedes adquirir una pieza de talavera, algún bordado de canutillo de oro o un producto de madera tallada.