Estado de Hidalgo; su fundación, cultura minera y Pueblos Mágicos

El Estado de Hidalgo cuenta con 6 Pueblos Mágicos imperdibles.

50
Estado de Hidalgo
Foto: Twitter/@SECTUR_mx

El Estado de Hidalgo es una de las 32 Entidades Federativas de México y se localiza en la zona central del territorio. Colinda al norte con los estados de San Luis Potosí­ y Veracruz, al este con el estado de Puebla, al sur con los estados de Tlaxcala y Ciudad de México y al oeste con el estado de Querétaro.

Hidalgo se convirtió en Estado tras el triunfo republicano sobre el imperio, lo que favoreció el trabajo de Manuel Fernando Soto en el Congreso de la Unión para la creación del nuevo Estado. En un discurso pronunciado durante la sesión del 1º de diciembre de 1868, demostró que las condiciones señaladas por la Constitución de 1857 para crear nuevos Estados de la federación, las tenía Hidalgo. Así, el 15 de enero de 1869, el Congreso emitió el Decreto de Creación del Estado de Hidalgo, el cual se ofició el 16 de enero de 1869, por el presidente Benito Juárez.

Hidalgo es uno de los estados que cuenta con mayor cantidad de pueblos mágicos, pues tiene seis en total: Huasca de OcampoReal del MonteMineral del ChicoHuichapanTecozautla y Zimapán. Cabe señalar que, Huasca de Ocampo fue en 2001 el primer pueblo de todo el país en recibir esta designación.

Pueblos Mágicos de Hidalgo

  • Huasca de Ocampo

Su nombre original en el idioma náhuatl, Huascazaloyam, que significa “lugar de pájaros, vegetación, agua y alegría”. Esas características aún se mantienen, siendo un destino rodeado por ríos, bosques y las elevaciones de la Sierra Madre Oriental.

La imponente formación natural de los prismas basálticos es el principal atractivo turístico de Huasca de Ocampo, y otra de las razones por las que este se convirtió en Pueblo Mágico.

Desde el puente colgante, que se encuentra a 40 metros de altura, vas a poder apreciar estas columnas de basalto que parecieran haber sido talladas a mano para darle su forma geométrica de cinco o seis caras.

Huasca de Ocampo nació y se desarrolló como un pueblo minero, principalmente gracias a las reservas de plata de la zona. A partir de 1760 comenzaron a construirse enormes haciendas, las cuales también son turísticas y cuentan con maravillosas historias.

Te puede interesar: Estado de Tlaxcala: Origen, legado cultural, tradiciones y Pueblos Mágicos

  • Real del Monte

También llamado Mineral del Monte, es uno de los seis Pueblos Mágicos de Hidalgo, conocido especialmente por la fuerte influencia inglesa.

Con la independencia de México, proceso que empezó en 1810, las minas de plata explotadas por los españoles quedaron abandonadas. Así que para aprovechar la infraestructura y atraer capitales extranjeros, se negoció con empresas inglesas para que invirtieran en ellas. Así fue que, a partir de 1824, empezarían a llegar los británicos, quienes dejarían una huella imborrable en Real del Monte.

En la gastronomía también dejaron un legado, ya que este Pueblo Mágico se hizo  famoso por los pastes, cuyo nombre viene de «pasty» en inglés. Es una especie de empanada horneada y su en versión original va rellena de carne picada, papa y cebolla, sin embargo, con el paso del riempo ha tenido adaptaciones para el gusto de los mexicanos y extranjeros. Es tan popular este platillo que en octubre se celebra el Festival del Paste, donde podrás degustar una gran variedad de ellos.

  • Mineral del Chico

A la entrada del Parque Nacional El Chico se encuentra este Pueblo Mágico de Hidalgo, que, como Huasca de Ocampo y Real del Monte, también tiene origen minero.

Cuando vayas no te puedes perder el centro histórico de Mineral del Chico, mismo que conserva las construcciones que son testimonio de este pasado. La plaza principal, con su fuente de hierro fundido y la Iglesia de la Purísima Concepción.

  • Huichapan

Huichapan se vincula con el período colonial; así que al caminar por sus calles empedradas vas a cruzar casonas del Siglo XIX que preservan sus marcos de madera, como también el lugar histórico en donde se celebró lo que se conoce como “El grito de la independencia”.

La plaza principal de Huichapan no es solamente un lindo lugar arbolado, también encontrarás edificios que son parte de la historia de México; el más importante de todos es El Chapitel, pues fue en ese lugar donde el 16 de septiembre de 1812 cuando Andrés Quintana Roo y el General Ignacio López Rayón salieron a este balcón para dar el primer grito de independencia, festejando la victoria de una lucha que había comenzado dos años atrás.

Asimismo no te puede perder del Acueducto El Saucillo, el cual fue construido en 1738, y se trata del acueducto más grande de Latinoamérica con 44 metros de alto.

La zona de El Saucillo es ideal para llevar un picnic y pasar el día completo. Después de un día caminando por el acueducto y los alrededores, nada mejor que relajar las piernas en el histórico balneario de aguas termales El Patecito.

  • Tecozautla

Tecozautla está a solo 20 kilómetros de Huichapán y este Pueblo Mágico es famoso por sus aguas termales y el paisaje que guarda, el cual es semidesierto, lo que le da un ambiente muy distinto al de los otros Pueblo Mágicos.

Cuando llegues a este Pueblo Mágico no te puedes perder El Pañhú, un sitio arqueológico que fuera asentamiento de la cultura Xajay.

Te puede interesar: Estado de Morelos, su fundación, Pueblos Mágicos y tradiciones

  • Zimapán

El último lugar del estado de Hidalgo en sumarse a la lista de Pueblo Mágicos fue Zimapán. Este lugar combina la pintoresca zona urbana con la historia colonial española con la época minera, pero su principal atractivo es sin dudas el inmenso y variado entorno natural.

La Presa Fernando Hiriart, desde donde nace el espectacular Cañón del Infiernillo de 400 metros de altura, es uno de esos imperdibles atractivos para visitar en Zimapán.

También hay un lugar que puedes recorrer con caminatas y se trata del Parque Nacional Los Mármoles, cuyos senderos que te llevan hasta la cima de sus cerros desde donde la vista a la cadena montañosa de la Sierra Gorda es simplemente imponete.