7 lugares imperdibles de Sudáfrica

Para festejar el Día Internacional de Nelson Mandela

54
Pixabay/Manie van der Hoven

Al mencionar Sudáfrica, quizá pienses en el lugar más alejado, hacia el sur, del continente africano. Y sí, pero también es cuna de algunos de los lugares con la naturaleza más prodigiosa y generosa del mundo. Eso sin contar su diversidad cultural y por haberse convertido, de la mano de Nelson Mandela, en uno de los ejemplos más claros de la lucha contra la discriminación racial.

Precisamente, el 18 de agosto se festeja el Día Internacional de Nelson Mandela, por eso te invitamos a pasar una temporada en Sudáfrica, porque un viaje de algunas semanas te resultará insuficiente para conocer todo lo que esta gran tierra te ofrece.

1. Museo del Apartheid

Este recinto hace un viaje pormenorizado por un siglo de la historia de Sudáfrica, desde la industrialización hasta la transición democrática en 1994. El Museo del Apartheid, en un predio de 7 hectáreas, destaca por su diseño y sus espacios. Allí se ilustra el ascenso y la caída del apartheid, que fue un sistema de segregación y opresión con base en el color de la piel (“condición de estar separados”, en el idioma afrikaans de los descendientes de los antiguos colonos holandeses).

Hay tres exposiciones: la permanente expone los días de esclavitud hasta los días del principio  de la democracia; las temporales consisten en distintas narrativas visuales centradas en la historia de Sudáfrica que, de una manera dinámica e interactiva, buscan que los visitantes “reflexionen sobre el pasado de la nación y abrir el diálogo sobre temas que afectan la vida de los ciudadanos de hoy”; y la sala de Mandela, se dedica a la vida pública de quien fue el primer presidente de Sudáfrica en democracia luego de toda una vida de lucha y muchos años de prisión.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Exhibition Nelson Mandela From Prisoner to President The 8 portraits in ‘The Nelson Mandela Series’ by Reshada Crouse are featured prominently on the grounds of the museum. The artist explains the significance of her process: “Every painting is a palimpsest of sorts where, working backwards from the last image, that image is erased to give way to the image which existed beneath it. It is a formal exposé of the technical process of working in layers of paint … the series portrays the maturing Mandela and reflects upon his transformation from an ordinary individual into an icon.” – @thecapturesite @nelsonmandelafoundationsa @mandelahousemuseum #MandelaDay #thecapturesite #mandela #democracy #southafrica #tourism #travel

Una publicación compartida de S.A. Apartheid Museum (@apartheidmuseum) el

2. Prisión de Robben Island

No creas que Sudáfrica es una postal de la sabana africana, con leones y antílopes o cebras corriendo. En esa nación puedes visitar la isla de focas, que es lo que significa en afrikaans Robben Island. Ubicada a 12 kilómetros de la costa de Ciudad del Cabo, esta isla desde finales del siglo XVII fue empleada para aislar a prisioneros y leprosos, aunque también ha albergado un hospital y un centro para los animales en cuarentena.

En este sitio también se erige un museo en la antigua prisión donde estuvo encarcelado muchos años Nelson Mandela, entre otros prisioneros político del régimen del apartheid.

Declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, esta ex prisión tiene unos alrededores fantásticos, donde podrás conocer y maravillarte con su flora y fauna, además de las 132 especies de aves que allí tienen su residencia.

3. Ciudad del Cabo

Una ciudad con una mezcla singular de culturas, historias y paisajes alucinantes. Fue el lugar donde se fundó la nación, porque allí llegaron los primeros colonos europeos (lo que a su vez implicó el comienzo de la trata de esclavos).

Su extraordinaria belleza es reconocida por todos los viajeros que han pisado sus calles, tanto internacionales como locales. Se encuentra entre la Table Mountain y playas de arena blanca, no muy ajenas a las postales que nos da el Caribe mexicano.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Happy Friday 💙 – Table mountain behind me 🇿🇦 Not only does it appear to be a super flat mountain (like a table) hence the name, it has a super cool weather pattern, where the clouds roll over and lay on it like a table cloth 😄 Who missing travel life? 😭 – #funfact #factswithnat #learnsomethingnewfridays #happyfriday #tablemountain #capetown #southafrica #travels #robbenisland #sunshinelife #traveltheworld #jetsetter #travellife #hikerlife #capetownsouthafrica #lionshead #tablemountain #travelwithme #naturalbeauty #southafricatravel #capetownvibes #beautifuldestinations #travel #adventureanywhere #views #beautifulbeaches #platteklipgorge #mountainscapes #hiketheworld #bucketlistadventures #naturelovers

Una publicación compartida de Nat 📍🏴󠁧󠁢󠁷󠁬󠁳󠁿🇬🇧 (@natalieamythomas) el

4. Parque Nacional Kruger

Sus cañones han sido nombrados Reserva de la Biosfera por la UNESCO; mide 20 mil 720 kilómetros cuadrados (casi lo mismo que Israel), alberga más de 500 especies de aves, 100 especies de reptiles, casi 150 de mamíferos. Es el Parque nacional Kruger, donde podrás observar en vivo a los llamados Big Fiveleopardo, león, elefante, búfalo y rinoceronte.

En esa reserva inmensa y rica, podrás participar en un safari guiado por expertos, ya sea en una 4×4, mediante una excursión por la sabana o sobrevolando el parque en un globo aerostático. Es allí donde se vive la experiencia más genuina y trepidante del safari.

5. Cabo de Buena Esperanza

En 1488, el navegante portugués Bartolomé Díaz avistó este punto en la tierra al que nombró Cabo de las tormentas. Después fue conocido como Cabo de Buena Esperanza porque los navegantes que por allí pasaban, tenían temor de no encontrar una posible ruta marítima que llegara hasta India.

Visita el Faro, pues te ofrecerá una vista panorámica inmejorable. Una experiencia realmente mágica que no puedes dejar de vivir en Sudáfrica, porque es allí precisamente donde estarás en el lugar más al sur del continente.

6. Table Mountain

La Montaña de la Mesa, o Table Mountain, un icono de Ciudad del Cabo, es una de las 7 Maravillas de la Naturaleza, extremadamente fotografiable. Su importancia radica en que es una de las montañas más antiguas de todo el planeta, pues se formó hace 360 millones de años. Se llama así por su característica forma.

Si llegas a su cima, te recomendamos bajar por el teleférico (instalado por los colonos ingleses en 1929) o recorrer su sendero durante una hora, con el fin de obtener las mejores vistas panorámicas de la ciudad.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Dolphin Beach offering up the best views of Table Mountain. Photo by @instacptguy #ThisIsSouthAfrica

Una publicación compartida de SouthAfrica (@southafrica) el

7. Stellenbosch

Si te gusta ir en búsqueda de la mejor oferta cultural y enogastronómica, la capital de las Cape Winelands, Stellenbosch, es tu lugar. El enoturismo es la actividad que más destaca en los Viñedos del Cabo. Es una pequeña ciudad universitaria que cuenta con bodegas y más de 200 casas vinícolas.

Intégrate a la Ruta del Vino de Stellenbosch (fundada en 1971) y vive en directo catas de vinos de renombre mundial que recibido distinciones en el ámbito internacional.

Historias en video



En Vivo