Leyenda del Teuhtli, el volcán que se enamoró de Iztaccíhuatl

Los guerreros Teuhtli y Popocatépetl se convirtieron en volcanes y amaron a Iztaccíhuatl

556
Leyenda del Teuhtli, el volcán que se enamoró de Iztaccíhuatl
Foto: mexicoesorgullo/Instagram

El Teuhtli es un volcán extinto, quizá el menos famoso y uno de los más antiguos del Valle de México; es de tipo hawaiano y con formación escudo, que se encuentra en la alcaldía Milpa Alta, rodeado por inmensos y frondosos árboles, así como milpas de siembra.

Las erupciones de este tipo de cuerpos volcánicos no suelen ser tan violentas, pero sí producen mucha lava, la cual es demasiado líquida y puede solidificarse tras recorrer 12 kilómetros de distancia, generando así innumerables daños a su paso.

El Teuhtli tiene una altura de 2 mil 710 metros sobre el nivel del mar y delimita las alcaldías Milpa Alta, Tláhuac y Xochimilco. Pese a que hoy es considerado un cerro, hubo un tiempo cuando fue un temible monolito; en cualquier caso, siempre ha estado bajo la sombra del Iztaccíhuatl y Popocatépetl por su ubicación geográfica y tamaño.

Te podría interesar: Sierra de Santa Catarina, volcanes extintos que adornan la CDMX

En torno al Teuhtli existen diversas leyendas que mezclan elementos prehispánicos con católicos. Según la teogonía de los antiguos pueblos de México, tras las creación de la primera mujer y el primer hombre, surgió sobre la Tierra una raza de gigantes. Otras culturas aseguran que son personas a quienes los dioses les otorgaron la inmortalidad gracias a sus heroicas proezas. Lo cierto es que existe una gran relación entre el Popocatépetl, el Teuhlti y el Iztaccíhuatl.

De acuerdo con la leyenda, Teuhtli era un guerrero valeroso, cuyo estilo de pelea era único, por lo que Tezozómoc, señor de los tepanecas y padre de Iztaccíhuatl, le tenía tal respeto que le prometió la mano de su hija.

Sin embargo, el corazón de Iztaccíhuatl le pertenecía a otro gallardo guerrero de nombre Popocatépetl. Esta noticia pronto se esparció hasta llegar a los oídos de Teuhtli, acrecentando su odio hacia Popocatépetl; pero un día, con el ataque del dios Tezcatlipoca contra el tepaneca de Azcapotzalco, la situación cambió.

Durante el enfrentamiento, Teuhtli y Popocatépetl decidieron unir fuerzas para proteger su territorio, pues estaban conscientes que si se mantenían en conflicto no sobrevivirían durante la batalla. Las tropas invasoras comenzaron a ganar territorio y debilitaron a los tepanecas, motivo por el cual Teuhtli le pidió a Popocatépetl que fuera por Iztaccíhuatl y la pusiera a salvo de los enemigos.

Te podría interesar: Parque Nacional Iztaccíhuatl-Popocatépetl: ¿qué debes saber antes de visitarlo?

La resistencia de Teuhtli

Popocatépetl fue el encargado de poner a salvo a Iztaccíhuatl; desafortunadamente, la bella joven sufría una herida mortal, pero ambos pudieron huir y alejarse del peligro, mientras que Teuhtli siguió combatiendo en el campo de batalla, resistiendo los embates enemigos hasta que cayó muerto.

Ambos jóvenes peregrinaron durante dos días sin descanso hasta que sus cuerpos no resistieron más y una noche Iztaccíhuatl murió en los brazos de Popocatépetl, quien colocó a la joven en un promontorio y se sentó a su lado hasta el final.

Con el tiempo, la nieve poco a poco fue cubriendo los cuerpos del guerrero y la doncella que yacían y se transformaron en montañas. Muy lejos de ahí, sucedió lo mismo con Teuhtli, cuya cumbre en deshielo se convirtió en un manantial que nutrió a los lagos de Chalco y Xochimilco.

En la actualidad, antes de la temporada de lluvias, pobladores de Milpa Alta se reúnen en la cima del Teuhtli para pedirle suficiente agua, y que sus tierras sean prósperas y cosechen buenos frutos.

Historias en video



En Vivo