Capilla de Aranzazú y el Museo Nacional Potosino, historia viva de San Luis Potosí

Una de las capillas emblemáticas del arte sacro en México

149
Capilla de Aranzazú y el Museo Nacional Potosino, historia viva de San Luis Potosí
INAH

La Capilla de Aranzazu es uno de los templos mas bellos de San Luis Potosí, te contamos más.

Podría interesarte: Descubren cascada debajo de una iglesia en Yucatán

La Capilla de Aranzazu data del siglo XVIII y es una de las pocas capillas que se encuentran construidas en planta alta, y quizá tal vez sea la única en el país que posee un atrio cubierto.

A pesar de no ser tan grande, la Capilla de Aranzazu es realmente fascinante sobro todo para los amantes del arte sacro. El interior del oratorio es considerado Monumento Nacional debido a su belleza, ya que tiene una bonita y definida forma de cruz y sobresale la exquisita decoración de sus bóvedas y pilastras. Observarás también las distintas pinturas al óleo decoran los muros de las cuales destacan Santa Rosalía, del pintor Miguel Cabrera.

Museo Regional Potosino

La capilla de Aranzazu es uno de los puntos que no debes de perderte si visitas la ciudad de San Luis Potosí, especialmente si te gusta el arte sacro y la historia.
La Capilla de Aranzazu está en la planta alta, por lo que el entonces convento franciscano se construyó en 1592, fecha que coincide con la fundación de la ciudad de San Luis Potosí, y con el pasar del tiempo ha tenido diversas modificaciones; así, la planta baja fue usada como almacenes y cocinas, mientras que el espacio en el que se ubica la actual plaza de Aránzazu era el sitio donde se encontraban las caballerizas.

En la segunda mitad del siglo XIX, este espacio albergó talleres de plomeros y herreros y hasta una agencia funeraria. En el año de 1949, se dieron a la tarea de rescatar y restaurar el lugar y para establecer un museo y así, el 20 de noviembre de 1952, fue inaugurado el Museo Regional Potosino.

Historias en video



En Vivo