Queso de tuna, el dulce mexicano que debes probar

Un delicioso postre que se prepara en el centro-norte de México, hecho a base de tuna cardona.

315
Queso de tuna, el dulce mexicano que debes probar
Foto: Secretaría de Turismo Zacatecas/Facebook

México está lleno de sabores, aromas y texturas, ya que su gastronomía es sumamente extensa y muy variada, es por eso que existen alimentos que no sólo brillan por sus sabores, sino también por sus beneficios, tal como el queso de tuna, una delicia que no debes dejar de probar.

Te podría interesar: La Vaca Feliz, el sabor gourmet de los quesos en Querétaro

¿Qué es el queso de tuna y de dónde es?

Aunque su nombre lleve la palabra queso, nada tiene que ver con lácteos, de acuerdo con Larousse Cocina, el queso de tuna es un dulce elaborado con jugo de tuna cardona hervido a fuego alto; cuando el jugo ha reducido y espesado, se retira del fuego y se amasa o se golpea sobre una piedra lisa hasta que adquiere un color amarillento; mientras más se trabaja, más claro queda.

Este se coloca en moldes para formar placas y se deja orear para que reafirme su consistencia; en ocasiones se adorna con frutas secas. Es un dulce tradicional que comparten diferentes entidades del centro-norte del país: Querétaro, Guanajuato, San Luis Potosí, Aguascalientes y Zacatecas.

Como dijimos anteriormente, aunque se llama queso de tuna no es un lácteo, más bien un postre muy parecido al ate; se llama queso pues la melaza ya cocinada se prende de forma similar al queso para darle forma.

Propiedades

La tuna cardona proviene del nopal cardón, originario de América, específicamente de zonas áridas. Esta tuna silvestre posee muchas propiedades, mismas que el queso de tuna conserva, a continuación te decimos cuáles son:

  • Alto valor nutricional: es rico en vitaminas C y B. También contiene minerales necesarios para el organismo como potasio, calcio, magnesio y cobre.
  • Efectos analgésicos: según diversos estudios clínicos, la tuna tiene efectos analgésicos similares a los de la aspirina.
  • Niveles de lípidos en la sangre: su consumo reduce los niveles de colesterol y triglicéridos.
  • Antioxidante: la tuna contiene pigmentos como betacaroteno y flavonoides que tienen un alto valor antioxidante para prevenir el envejecimiento del tejido.
  • Protección ocular y de la piel: la vitamina A o betacaroteno ayuda a proteger el globo ocular y los tejidos de la piel.
  • Salud ósea: contiene calcio que se combina con magnesio y potasio. Esto contribuye al buen estado de la estructura ósea y previene la osteoporosis.

Te podría interesar: Prueba el delicioso queso relleno yucateco

Receta y cómo preparar el queso de tuna

Ingredientes

  • 1 kilo de tuna cardona para obtener de 250 a 300 gramos de queso.
  • 1 taza de agua.

Preparación

Lo primero que debes hacer es pelar las tunas, una vez que les has retirado la cáscara, machácalas y cuela para separar las pulpa de las semillas.

Pon a hervir la pulpa en un cazo de cobre, preferentemente, ya que este material esparce la temperatura de manera uniforme.

Una vez que la pulpa se encuentra hirviendo, muévela hasta que espese por completo, pero no la descuides ya que podría quemarse fácilmente. Una vez que ha espesado y se ha transformado en una melaza, vacía en un recipiente de aluminio engrasado con aceite vegetal para dejarla enfriar.

Amasa la melcocha en una superficie plana hasta que adquiera un color café amarillento, pero no amases demasiado ya que podría dañarse la estructura del queso de tuna. Ya que la has amasado, deja que se enfríe por completo y por sí solo empezará a adquirir consistencia.

Historias en video



En Vivo