La leyenda de la vainilla: Un amor imposible que dio origen a la flor

Leyenda de la vainilla, la historia de un amor imposible que terminó en tragedia.

194
La leyenda de la vainilla: Un amor imposible que dio origen a la flor
Foto: gob.mx/agricultura

Si de mitos y leyendas se trata, México se pinta solo, y es que a lo largo y ancho de su territorio existen un sinfín de relatos alusivos a algún lugar, objeto o persona en específico. ¿Conoces la leyenda de la vainilla? Esta historia narra el origen de esta aromática flor.

Te podría interesar: ¿Cuál es la leyenda del ajolote mexicano? Aquí te la contamos

Leyenda de la vainilla, un amor imposible que terminó en tragedia

La leyenda de la vainilla es una historia que se cuenta comúnmente en Papantla, Veracruz, y narra el origen de esta flor. Esta narra la historia de amor imposible de Tzacopontziza y Zkatan – oxga, a continuación te la contamos.

En tiempos del Rey Teniztli Tercero de la Dinastía Totonaca, una de sus esposas tuvo una niña cuya belleza era sinigual, a la cual llamaron Tzacopontziza (lucero del alba), quien fue consagrada al culto de la diosa Tonacayohua, debido a que su padre deseaba que ningún hombre disfrutara de su hermosura.

La diosa Tonacayohua era la encargada de cuidar la siembra y los alimentos, por lo que doce jóvenes eran las encargadas de rendirle tributo y eran consagradas a ella desde niñas, es por eso que Tzacopontziza fue enviada al templo de esta deidad, el cual se ubicaba en una sierra cerca de Papantla.

Asimismo, la leyenda de la vainilla dice, que un día la hija del Rey Teniztli Tercero salió del templo en busca de animales para ofrendárselos a la diosa, cuando de pronto se apareció frente a ella un joven de nombre Zkatan – oxga (el joven venado), quien con anterioridad había quedado prendado de su belleza, y sabiendo que tal hecho era un sacrilegio que se castigaba con la muerte, se la llevó camino a la montaña.

La muerte de Tzacopontziza y Zkatan – oxga fue el origen de la leyenda de la vainilla

Apenas habían caminado unos metros cuando de pronto se les apareció un monstruo que les arrojó fuego y los hizo retroceder. Atemorizados, los jóvenes retrocedieron y se encontraron con los sacerdotes del tiempo, y sin dejar que dijeran palabra alguna, fueron degollados y depositaron sus cuerpos en el adoratorio del templo donde les extrajeron el corazón y los arrojaron a la barranca.

En el lugar donde fueron arrojados los corazones, la vegetación comenzó a secarse como si hubiera sido esparcida una maldición. Tiempo después comenzó a crecer un arbusto, el cual alcanzó un tamaño considerable en pocos días y se cubrió de un impresionante follaje.

Una vez que el arbusto alcanzó su tamaño final, junto a él brotó una orquídea trepadora, la cual envolvió el tronco, como si se tratase de los brazos de una mujer que delicadamente abrazaba a su ser amado, en señal de protección. Poco a poco siguió creciendo hasta llenarse de hermosas flores amarillas.

Te podría interesar: ¿Conoces la leyenda del colibrí maya?

De pronto las flores amarillas se transformaron en vainas oscuras que despedían un aroma delicioso, fue así como nació la vainilla. Ante esto, los sacerdotes aseguraron que los corazones de aquellos jóvenes fueron los responsables de este milagro y declararon sagrada a la planta. Fue así como nació la leyenda de la vainilla.

 

Historias en video



En Vivo