Adiós al mito sobre los árboles de Navidad naturales

Son generadores de servicios ambientales como la absorción de dióxido de carbono y frenan el cambio climático

698
Adiós al mito sobre los árboles de Navidad naturales
Any Lane/Pexels

Para muchos resulta controversial la venta de árboles de Navidad naturales, pero pocos saben que cuando se adquieren a los productores mexicanos, se incentiva una serie de beneficios, no solo económicos para la familias dedicadas a este negocio, también para los consumidores y para el medio ambiente, ¿quieres saber cuáles son?

El mito que se debe desechar de los árboles de Navidad naturales es que contribuyen a la deforestación en los bosques, esto es completamente falso, pues es todo lo contrario. Primero hay que entender que a esta práctica se le conoce como plantaciones comerciales certificadas, que pertenecen a comuneros o ejidatarios. 

Estas familias se encargan de plantar árboles de Navidad naturales en zonas deforestadas, es así como inicia el impulso de un desarrollo sustentable para estas comunidades y con esta práctica también se pretende desalentar y evitar la extracción clandestina. 

Te puede interesar: Vive la magia decembrina en el Bosque de los Árboles de Navidad 

Árboles de Navidad naturales y servicios ambientales

Incluso, para su aprovechamiento, reciben capacitación por parte de la Comisión Nacional  Forestal (Conafor), es así como se ayuda a mantener los bosques jóvenes de nuestro país. Cuando llega la temporada se cortan los que están listos, sin embargo, ya se sembraron otros para mantener un equilibrio.

Esto también permite que los árboles de Navidad naturales generen mayor oxígeno, que aquellas especies longevas o enfermas. Pero no es el único servicio ambiental que generan para nosotros. De acuerdo con la Conafor, también absorber dióxido de carbono, frenan el avance del cambio climático y ayudan a la infiltración de agua al subsuelo.

Te puede interesar: Los 5 árboles famosos de México, para que florezca tu respeto por la biodiversidad

Gracias a que los árboles de Navidad naturales se mantienen todo el año, son sitio de anidación y alimentación no solo para aves, también para reptiles y mamíferos. Asimismo crean microclimas adecuados para la reproducción de hierbas y arbustos.

A diferencia de los artificiales, que tardan 500 años en degradarse, al final de la vida útil de los árboles de Navidad naturales se reciclan para producir abono orgánico o sustrato para sembrar más, así que no contaminan. Ahora que compres el tuyo, recuerda que ayudas a reactivar la economía en las áreas rurales de México, a la generación de empleos y servicios ambientales. 

Historias en video



En Vivo