Decant, una botella que hubiera gustado a Picasso

Esta creación de la firma Stratus y el diseñador Karim Rashid te sorprenderá por su diseño “desarticulado”

344
Decant, botella de Karim Rashid para Stratus Vineyards
Foto: Facebook @StratusWines

Decant es una botella que parece materializada desde la obra Botella de Pernod y vaso, del artista universal Pablo Picasso; pero es real y contiene un tinto 2017 Stratus Cabernet Franc; este recipiente negro está cortado en cuatro secciones —y no son cortes en sentido metafórico— ligeramente desplazadas. Pareciera un exclusivo juego de Jenga en proceso avanzado.

Karim Rashid, el polifacético diseñador industrial y de interiores, fue el encargado de darle un cuerpo discontinuo a esta creación para la bodega canadiense Stratus Vineyards; si bien Rashid considera a la industria vinícola como “conservadora y muy reacia al cambio”, seguramente él mismo se habrá sorprendido al ver la recepción que ha tenido Decant. 

Decante: arte y diseño útil

La botella busca albergar en sus bordes el sedimento del Cabernet Franc, el primer vino sin filtrar de la bodega cuya sede es Ontario; su objetivo es algo menos que artístico: permitir que se alargue el periodo de envejecimiento y mejore así su aroma y gusto. 

Stratus destaca en su sitio web que Decant fue diseñada “por Karim Rashid para reflejar las capas y la estratificación del suelo glacial dentro del viñedo Stratus de 55 acres; la forma deconstruida también atrapa las lías mientras se vierte el vino, actuando así como un decantador”

Por estas singularidades geométricas y útiles, atrevidas en un producto de este tipo, Decant recibió un premio al Buen Diseño (Good Design) del Chicago Athenaeum Museum of Architecture and Design, recinto que describió la relación de esta verdadera obra de arte con su terroir de la siguiente manera:

“Capas sobre capas de arcilla y arcilla intercaladas con fracturas de granito y piedra caliza resultantes de la erosión glacial y la recesión del lago Ontario, no sólo imbuyen al vino con su perfil único, sino que también son un punto de inspiración para la forma característica de la botella.”

Por su parte, el artífice de Decant es un poco más sencillo en su explicación: “para el diseño me inspiré en las capas de arcilla, granito y piedra caliza del suelo donde Stratus cultiva las uvas”. Y es que quizá prefirió menos declaración y más diseño.

Te puede interesar: Temporada de vino: la mejor selección para el mejor momento

Presencia etérea

Entre los días 3 y 24 de mayo pasado, en un evento celebrado con motivo del NYCxDesign Festival, Decant fue presentada al mundo vitivinícola en Nueva York; a los maestros expertos en vinos, esta botella les recuerda otra creación de Karim para la Anestasia Vodka —aunque ésta totalmente transparente y de líneas más refinadas, dedicada a “una nueva generación mujeres empoderadas”—. 

De cualquier forma, Decant es un de esos objetos de deseo que atrae no sólo por la calidad de su fantasía líquida al interior, también por la expresión artística y la exclusividad. Por eso sus compradores pueden presumir que poseen una de las botellas de una edición ilimitada a 100 cajas. Y quizá la coloquen en un pedestal junto a su colección de arte personal.

Te puede interesar: 4 lugares donde ofrecen vinoterapia en México

Historias en video



En Vivo