¡Nuevo postre! Prueba las marquesitas con helado en la CDMX

El marquelado es el nuevo postre de la CDMX que debes probar si eres amante de las marquesitas.

251
marquesitas helado
Foto: Instagram/ @Marquesitas.Bike

Las marquesitas cuentan con una refrescante versión del postre yucateco, pues podrás probar el Marquelado; así es, la combinación de marquesitas con helado en CDMX.

Te puede interesar: ¿Cómo celebrar la Independencia de México? Aquí algunos postres para el mes patrio

¿Dónde puedes probar las marquesitas con helado?

Solo podrás encontrar este helado en un restaurante de la CDMX, se trata de Marquesitas Bike, donde también puedes probar el Pan de Chimenea, un rollo de masa dulce que se cuece en barras de madera, a fuego lento y se acompaña con helado y crema batida.

Las marquesitas son el postre yucateco más popular del estado y más exquisito, quien no las ha probado este es el momento. Este postre es una especie de crepa enrollada, pero mucho más crujiente y más delgada. Marquesitas Bike es una de las opciones de la CDMX para probar las marquesitas artesanales, son las que se preparan en el momento.

A simple vista podrás apreciar el proceso que conlleva hacer cada pieza, pero esta experiencia también es olfativa, pues podrás deleitarte con el exquisito aroma de su preparación. Sin embargo, otra de las creaciones es el Marquelado, donde el crujiente sabor se combina con el delicioso sabor del helado artesanal.

Te puede interesar: Descubre las formas de disfrutar la nogada sin chile poblano

Podrás escoger el sabor de tu agrado entre seis tipos de sabores artesanales e incluso uno vegano. El postre lo puedes disfrutar con alguno de los diferentes toppings y así elevar su sabor.

¿Dónde está?

Barrio Alameda. Calle Dr. Mora 9-Local 7, Colonia Centro, Centro, Cuauhtémoc, 06000 Ciudad de México, CDMX.

¿Cómo nació este postre?

Este antojito surgió cerca del año 1937, cuando el nevero Leopoldo Mena notó que durante la época invernal sus ventas disminuían de forma considerable; fue así como creó un producto alterno similar a los barquillos, el cual no fue bien recibido y tuvo fuertes críticas.

Por ello, su esposa le sugirió cambiar la receta original y elaboró una masa delgada y crujiente que se podía enrollar como flauta. Tiempo después la rellenó de queso holandés y queso de bola y la acompañó de sabores dulces, como mermeladas, cajeta o leche condensada.

Historias en video



En Vivo