Catedral de Morelia: descubre cada tesoro que resguarda

Simbología, órgano monumental, óleos de gran valor, figuras en oro y plata es lo que refugia en su interior

107
Catedral de Morelia: descubre cada tesoro que resguarda
Luis Romo Herrera/Flickr

Seguramente tu vista o curiosidad se han encontrado con la Catedral de Morelia en alguna visita por la capital de Michoacán. Pero, ¿sabes sobre sus tesoros y curiosidades arquitectónicas? Quédate con nosotros para contarte todo sobre este monumento, el único en México que está orientado hacia el Norte y no al Oriente.   

Como sabes, este edificio es uno de los más emblemáticos en el estado y en el país. Entre las principales características de su fachada (portada), encontramos dos torres altas que se observan desde cualquier punto del valle de la ciudad, con una altura de 67 metros, para posicionarse en el cuarto lugar de las catedrales más altas de México.

Sobre estas columnas se hallan dos cruces: una de hierro, que simboliza la divinidad de Cristo; la siguiente es de piedra, que representa la naturaleza humana de Jesús. Su construcción comenzó en 1660, de acuerdo con el diseño del arquitecto italiano Vicencio Barroso de la Escayola. Tuvieron que pasar 84 años para concluir esta obra de arte.

Te puede interesar: Calle Real, heredera de la tradición dulcera de Morelia 

También te contamos que su levantamiento está dedicado a la Transfiguración del Señor —cuando cambia la apariencia del Cristo para volverse gloriosa—, pasaje bíblico narrado en un relieve que decora el centro de la portada principal del edificio. El mismo evento se registra en un óleo de Miguel Ángel, que se localiza detrás del altar mayor

Reliquias en Catedral de Morelia

Para continuar la exploración de este recinto religioso, los cronistas nos advierten que de todas las joyas que atesora, la más relevante es el Manifestador, una pieza de oro y plata de estilo barroco del siglo XVIII, que alcanza una altura de más de 3 metros. La puedes encontrar por debajo de la cúpula del altar mayor y funciona para colocar el Santísimo Sacramento en alguna fiesta solemne.

Si gustas de la música, descubrirás un San Gregorio Magno, se trata de un monumental órgano tubular de estilo churrigueresco, que cuenta con 4 mil 600 flautas, considerado como el segundo más grande del país y sólo superado por el que se encuentra en la Catedral de Zamora, también en Michoacán. Se trajo desde Alemania, donde se construyó a principios del siglo XX.

En las capillas ubicadas en la parte derecha e izquierda del altar mayor, encontrarás las dos imágenes más veneradas en la capital; hablamos del Sagrado Corazón de Jesús, el santo patrono, que se celebra cada 6 de agosto. La otra figura es de un Cristo muy antiguo que se conoce como el Señor de la Sacristía, elaborado por manos artesanales con pasta de caña de maíz

Pero la lista de tesoros parece inagotable, como el báculo de Don Vasco de Quiroga, primer obispo de Michoacán; dos pinturas de Cabrera: en una se retrata el Nacimiento de Jesús y en la otra el Sueño de San José, cuando un ángel le ordena ir a Egipto

Otras reliquias son cuatro jarrones chinos traídos en la Nao de Manila en la época de la Nueva España y un Cristo de marfil, desafortunadamente son objetos que no están al alcance de todos. 

Por último, te compartimos que la Catedral de Morelia cuenta con iluminación escénica, como la Torre Eiffel en París, pues comparte a la misma empresa especializada en esta materia, así que todos los sábados, en punto de las 20:45 horas, ofrece un espectáculo de luz y sonido.

Historias en video



En Vivo