Corea del Sur se revela en cinco puntos imperdibles para descubrir su esencia

La nación asiática es una combinación entre tecnología, urbanismo, áreas verdes y arquitectura tradicional

383
Corea del Sur
Hachiyuuki/Pixabay

Tal parece que la industria del entretenimiento ha puesto en el ojo del huracán a Corea del Sur: desde su K-Pop, con bandas de atractivos chicos y hermosas chicas; pasando por los dramas televisivos, con historias románticas que conquistan a toda dama del globo terráqueo; con las mejores coreografías; hasta las películas que abordan los verdaderos problemas sociales que enfrenta el país.

Pero hay otros imanes que atraen al turismo a esta tierra que deslumbra con su frenética Seúl, una de las ciudades con un importante desarrollo tecnológico y urbanísticos, que contrasta con aquellas regiones que conservan un legado histórico, cultural y tradicional, que también resultan poderosas razones para explorar esta nación. ¡Vamos juntos a descubrirlos!

Te puede interesar: 3 destinos para los amantes de los paisajes urbanísticos

Cinco paradas para conocer Corea del Sur     

Gyeongju

Dicen los expertos que esta ciudad costera es la esencia de Corea del Sur, tan es así, que resulta imprescindible para entender su legado histórico. Fue reinada por la dinastía Silla, durante más de mil años, de hecho, es considerada como un museo al aire libre por sus bienes culturales, sitio arqueológico, por su Templo Bulguksa, la Gruta Seokguram y los Emplazamientos Funerarios Reales de Daereungwon.

Te puede interesar: Hoon Korean BBQ: comida al grill con un estilo muy oriental

Seúl

Tecnología, urbanismo y espacios verdes son elementos que definen a la capital del país, sin embargo, entre los impresionantes rascacielos que posee, hay una mezcla interesante de barrios con arquitectura tradicional, como es el caso de Bukchon o los templos de Gyeongbokgung Palace. Hay que sumergirse en su calle más famosa: Myeong-dong, donde se adquieren los mejores cosméticos. Para descubrir su gastronomía está el Namdaemun Market, mientras que la fiesta se concentra en el barrio de Gangnam. Conectarse a cada uno de sus espacios es fantástico, gracias al sistemas de transporte público considerado uno de los mejores del mundo.

Jinhae

En cada primavera esta ciudad organiza el Festival de Flores de Cerezo, para convertirse en el destino turístico más importante de esta época entre los coreanos. Uno de los fenómenos naturales que atraen a cientos de familias que gustan disfrutar de esta tradición. El lugar indicado para pasar durante caminatas, tomar las mejores selfies o las instagrameables, así como el escenario perfecto para una declaratoria de amor. Si bien es la favorita de la temporada, no podemos dejar de citar a Gyeongju, con sus edificios tradicionales, y Yeoido, otro imperdible para disfrutar del florecer de los cerezos.

Jeju

La serie de accidentes geográficos que ha sufrido esta isla, la dotan de una exquisita y espectacular belleza. Su imponente volcán inactivo Hallasan, forma parte de la lista de las siete maravillas naturales del mundo, es considerado el pico más alto del país, con una altura de 1950 metros. Su Geoparque Global y Reserva de la Biosfera tienen el reconocimiento de la Unesco como Patrimonios Naturales de la Humanidad. Ofrece excursiones a los túneles de lava Manjanggul; explorar las cascadas Jeongbang, las únicas de Asia que vierten al mar, y subir a Seonsan Ilchubong,  para obtener las panorámicas más exquisitas de este lugar. Además posee más de 100 museos curiosos, como el erótico o el dedicado a los osos de peluche.

Busan

La segunda ciudad de Corea del Sur también tiene una mezcla interesante entre el bullicio de una metrópoli y la tranquilidad de sus templos con hermosa naturaleza. Un ejemplo es el templo Haedong Yonggungsa, uno de los mejores sitios budistas de esta nación que posee en su entrada la representación de los 12 signos del zodiaco oriental. Sus playas, bosques y gastronomía, hacen de este destino uno de los más atractivos de este país asiático.

Historias en video



En Vivo