Historia de los juguetes de plástico, esos que venían con todo y rebaba

¿Sabes que son los juguetes bootleg? Así es como se le conocen a los juguetes de plástico.

189
Historia de los juguetes de plástico, esos que venían con todo y rebaba
Foto: Facebook/Lu Reyes

¿Quién no recuerda haber jugado en su infancia con juguetes de plástico, de esos que traían rebaba? Seguramente todos, y es que cómo olvidar aquellas batallas épicas con nuestros luchadores de plástico o esas luchas intergalácticas con nuestros juguetes bootleg, aquellos que se hacen sin alguna licencia pero son de nuestros personajes favoritos.

¿Qué es el bootleg y qué relación tienen con nuestros juguetes de plástico?

El término de juguete bootleg se define comúnmente como figuras de plástico falsificadas que se venden en los mercados de manera abundante. Estos juguetes busca reproducir o imitar a los auténticos, aquellos que son fabricados por las grandes marcas. Estos tienen mayor aceptación debido a su accesibilidad y disponibilidad, aunque su aspecto no sea el más estético.

Te podría interesar: Playbuddy, juguetes de reuso con un toque bien mexicano

Los juguetes de plástico o bootleg suelen encontrarse en tianguis y bazares a un costo muy por debajo de los originales. En México ocupan un lugar muy importante, ya que durante décadas han entretenido a chicos y grandes, incluso, en el país existen muchas fábricas que durante noche y día fabrican juguetes bootleg.

Como dijimos anteriormente, carecen de toda licencia y son producidos en masa; sin embargo, dentro del mundo del anime y los videojuegos han ocupado un lugar muy especial, ya que influyen distintos factores para que una persona los adquiera, como su colorido, lo económico que son y múltiples formas y personajes que manejan.

Los juguetes de plástico son hechos en fábricas con plástico duro, baquelita, trapo y plástico soplado para dar vida a un sinfín de personajes de series, películas o caricaturas; sin embargo, este no ha sido impedimento para los coleccionistas, quienes incluso consideran algunas de colección.

Auge en México

A mediados de los años 70, en países como Estados Unidos y Japón existían un enorme en las franquicias jugueteras gracias a personajes de Star Wars, Mazinger Z, Godzilla, Thunder Cats, entre otros. Esto trajo consigo, que México se convirtiera en productor de muchos de estos juguetes de plástico, ya que los originales eran sumamente caros para los bolsillo de un ciudadano promedio.

Fue así como los artesanos comenzaron a crear un sinfín de versiones de estos y otros personajes, imprimiéndoles su sello particular y dotándoles de un alma única. Esto originó que mercados, tianguis y puestos ambulantes se inundaran de estas figuras hechas de plástico duro, trapo, plástico soplado o baquelita.

El personaje más icónico de México en cuanto a juguetes de plástico o bootleg es el Santo, el “Enmascarado de Plata“, un luchador que también se convirtió en todo un emblema del cine mexicano. Sus primeros muñecos no nacieron con las grandes marcas jugueteras, sino fueron creadas por jugueteros nacionales, hecho que terminó por dotarlo de un arraigo especial.

Te podría interesar: ¿Qué pueblos en México fabrican juguetes?

¿De dónde nace la figura de El Santo?

Como dijimos anteriormente, el juguete de plástico de El Santo no nació de grandes marcas de juguetes, sino del imaginario nacional y su principal artífice fue el escultor Mario González Márquez, quien creó en maderas las icónicas figuras de El Santo, el Enmascarado de Plata y Blue Demon, su archirrival.

A partir de estas piezas sacó los moldes con los que éstas figuras pasarían a la historia, principalmente la de El Santo, que a la postre sería reconocida en todo el planeta como un símbolo de la mexicanidad. La creación de los juguetes bootleg pronto se convirtió en un rasgo de identidad dentro de la cultura nacional, pues sus creadores comenzaron a ser vistos como artesanos y sus obras como artesanías.

EL hijo de Mario González Márquez, Fernando, decidió continuar con el legado de su padre y dio vida a infinidad de juguetes de plástico. Así como Camerino Victoria Cruz y su familia, quienes también son otros artesanos del juguete que fabrican luchadores de plástico desde 1977.

Piezas de colección

Una de las razones por las que los coleccionistas voltearon su mirada a los juguetes de plástico o bootleg es por su diseño extravagante, ya que sus diseños salen fuera de lo común, ya que poseen rasgos estéticos un tanto extraños y en ciertos casos más originales que los mismos oficiales.

¿Quién no recuerda haber visto la versión híbrida de Superman con el hombre araña? Seguramente una gran mayoría, al igual que esta figura existía una gran variedad de piezas raras que atraparon los corazones de propios y extraños, tal es el caso de la combinación de Mario Bros con Mickey Mouse, la Tortuga Ninja en su caballo o las figuras de Dragon Ball con alguna otra combinación bizarra.

Con el paso de los años, la piratería se siguió extendiendo y comenzaron a aparecer juguetes de plástico con personajes como Batman, Superman, soldados de plástico, los icónicos boxeadores y por supuesto los luchadores de plástico con rebaba, y comenzaron a llegar piezas desde Japón, las cuales seguían siendo caras para el mexicano promedio.

Historias en video



En Vivo