Aokigahara, el perturbador bosque de los suicidios en Japón

656
bosque de los suicidios en japón
Foto: Instagram/aokigaharaforest

Aokigahara es un bosque de unas tres mil hectáreas que se encuentra situado en la base del monte Fuji, exactamente en la prefectura de Yamanashi, este bosque es conocido como Jukai que podría traducirse como “mar de árboles”. Este bosque es un lugar famoso por ser el sitio que muchos japoneses eligen para acabar con su vida, por esta razón es conocido como el bosque de los suicidios.

Se cree que Aokigahara ganó su siniestra “fama” desde el siglo XIX, pues diversas familias en condiciones de gran precariedad y pobreza abandonaban a los ancianos o familiares enfermos en el bosque para que murieran.

El bosque de los suicidios es un lugar de vegetación densa y cuyos árboles altos y poco espaciados entre sí impiden el paso de los rayos del sol, dándole una atmósfera aún más lúgubre y aterradora.

Podría interesarte: ¡Ay nanita! Catacumbas de los Capuchinos, un cementerio subterráneo en Palermo

Por si fuera poco, es muy fácil perderse en el bosque de los suicidios ya que es muy difícil utilizar brújulas, GPS o teléfonos móviles pues existe la creencia de que debajo de Aokigahara hay yacimientos de hierro magnético que provocan que dichos dispositivos dejen de funcionar. Es por ello de que se pueden encontrar cintas de colores para indicar el camino de regreso a quienes se deciden a merodear por ahí o para los arrepentidos que desisten de quitarse la vida.

Debido a su fama, las autoridades locales decidieron colocar un letrero que reza : “Tu vida es un hermoso regalo de tus padres. Por favor piensa en tus padres, hermanos e hijos. No te lo guardes. Habla de tus problemas” con el propósito de dar una pequeña esperanza a aquellos que se adentran a Aokigahara con el fin de terminar con sus vidas.

Aunque no está prohibido el adentrarse en el bosque de los suicidios, si es fácil percatarse de que hay cintas y letreros de advertencia con el fin de evitar que curiosos o suicidas se adentren en la profundidad de este bosque y ocurra alguna tragedia. Al recorrer Aokigahara se puede encontrar con escenarios bastante desgarradores, desde autos abandonados, sogas colgando desde los árboles, ropa y zapatos, frascos de pastillas, jeringas, e incluso restos humanos y hasta cadáveres.

Desde la década de los 70 se organizan brigadas para encontrar restos de suicidas y encontrar cuerpos que no se han encontrado en los años en curso.

El bosque de los suicidios es uno de los lugares más fascinantes y aterradores de Japón y del mundo enteros, el cual encierra un sin fin de historias y leyendas además de que ha inspirado películas y documentales.

Historias en video



En Vivo