Bernal, la magia monolítica de Querétaro

Descubre la cueva donde el eco se repite siete veces o realiza un picnic en las bodegas vinícolas que rodean a este destino

346
Bernal, la magia monolítica de Querétaro
Foto: Mike Bacos/Unsplash

Si hay un Pueblo Mágico que realmente merece el título, sin duda alguna es Santiago de Bernal, el destino perfecto para recargar energía en su Peña, degustar sus sabores tradicionales entre terrazas o pequeños negocios familiares, descubrir sus artesanías y museos, y extasiarse con el líquido que emanan sus bodegas vinícolas alrededor. 

De orígenes chichimecas, se dice que este municipio de Querétaro es la puerta de entrada a la Sierra Gorda y sólo se encuentra a 2 horas y media de la CDMX. Además, conecta en corto con el Pueblo Mágico de Tequisquiapan, así que se trata de un destino que promete un sinfín de experiencias únicas.

Te puede interesar: Bernal: cinco hoteles de este Pueblo Mágico reciben sello Safe Travels

Vamos a descubrir cuánto podemos gozar dentro de su universo local. Obviamente, la parada imperdible es la famosa Peña de Bernal, recomendada por muchos viajeros para subir a su parte más alta y recargarse de energía, mientras que los más osados, practican escalada y rappel en sus paredes rocosas.

Considerado como el tercer monolito más grande del mundo, fue reconocido por la Unesco como Patrimonio Cultural Intangible de la Humanidad, gracias a la importancia simbólica de las tradiciones y memorias vivas de la cultura otomí-chichimeca y, desde 2019, es parte del Triángulo Sagrado en la Red Mundial de Geoparques Unesco.

Las delicias de Bernal 

Para descubrir los secretos atesorados alrededor de la Peña, te invitamos a dar un recorrido ecoturístico por el Acueducto, para conocer la zona protegida Chichidó, así como las pinturas rupestres, manantiales y una cueva. Justo en esta cavidad se dice que el eco se logra repetir siete veces, ¡sorprendente! También hay avistamiento de aves.

El tour en sus calles empedradas siempre arranca o finaliza con una degustación de las tradicionales gorditas de maíz quebrado, las cuales se encuentran en todos lados, como en locales y patios de hogares adaptados como pequeños restaurantes para saborear este manjar. Sin embargo, existe un popular recinto para maridar esta garnacha con chela, conocido como las Gorditas El Negrito, ¡superrecomendable!   

Otra de las propuestas gastronómicas del destino son los restaurantes, donde los sabores de la cocina local tradicional convergen con platillos gourmet, una experiencia completa gracias a su diseño y decoración, como es el caso de Arrayán y Kühi.

Te puede interesar: Capilla de las Ánimas, el pequeño secreto en Peña de Bernal

Además, las panorámicas hacia la Peña se han convertido en otro imperdible entre los comensales y viajeros, por eso los restaurantes y bares que comparten esta experiencia son los favoritos. Ambos conceptos los ofrece Casa Mateo Hotel Boutique, además de habitaciones de ensueño y una hospitalidad de lujo.

Como Bernal se encuentra enclavado en la región vitivinícola de Querétaro, tienes la opción de realizar un tour por las bodegas que rodean al pueblo, para conocer los procesos de producción del vino, hacer una degustación de sus etiquetas y realizar un picnic dentro de sus instalaciones, frente a sus viñedos. Así que este destino, por donde quiera, emana magia. 

Historias en video



En Vivo