Caballito: fiel compañero del tequila desde el siglo XIX

Te invitamos a conocer la historia de este recipiente que quizá sea igual de famoso que el entrañable destilado

63
Caballito: fiel compañero del tequila desde el siglo XIX
Foto: Miguel Andrade/Unsplash

El caballito de tequila adquirió su más famosa versión, la que casi todos conocemos, en la década de 1960 —algunas fuentes indican 1970—. En esos maravillosos años el vaso que fielmente acompaña al destilado nacido en Jalisco, se comenzó a elaborar con vidrio y forma cónica.

Con una capacidad de 30 mililitros (ml) —aunque puede llegar a contener hasta 60 ml de alegría líquida—, la ligera angulación del caballito hace que la boca sea más grande que la base, y esto da un amplio grosor que permite un acertado equilibrio.

Pero vayamos un poco más atrás en el tiempo, al siglo XIX, cuando nació este clásico de la cristalería mexicana que hoy conocemos como caballito. Entonces, los ricos hacendados de la época supervisaban el trabajo en los campos de agave montados en caballos.

Durante sus recorridos, portaban un itacate —provisiones de comida— y dos guajes —contenedores de líquidos— , uno con agua y otro con tequila. Según la Academia Mexicana del Tequila, para disfrutar del destilado, utilizaban un cuerno de bovino.

Colgado en el cuello con un lazo de ixtle —fibra vegetal—, este “vaso” de origen animal servía para beber el tequila de un solo trago. Esta pelicular costumbre para degustarlo era característica de la época, y la respuesta más común era: “es p’al tequila en el caballito”.

El caballito, complemento inseparable del tequila, cuyo origen es anónimo, ha presentado  modificaciones estéticas de acuerdo con cada fabricante y hasta otro nombre: shot en los mercados internacionales. 

Te puede interesar Tequila: a nivel internacional es una bebida protegida

Complemento del caballito

Una de las marcas que ha acompañado este proceso característico de la cultura de las espirituosas en México ha sido sin duda Casa Herradura. Esta firma elabora un tequila ultra premium, 100% de agave azul, elaborado con métodos de producción tradicionales y fermentado con levadura silvestre. 

Desde sus instalaciones en una hacienda del siglo XIX en Amatitán, Jalisco, Herradura es hoy una marca propiedad de Brown-Forman Corporation. Y recién cumplió 150 años en el mercado. 

Para tan magna celebración, ha lanzado Herradura Aniversario, de la cual solo existen mil 400 botellas en México. Esta, que los productores llaman la “joya de la corona”, ha sido resguardada durante 100 meses.

Te puede interesar Tequila: donde se respira, observa y degusta

Es inconfundible su color ámbar dorado, así como sus notas en boca: roble tostado, vainilla, caramelo y agave cocido delicadamente balanceado con fruta, almendras tostadas y canela, ideal para disfrutar derecho. 

Y no olvides servirlo en el caballito de tu preferencia. Aprovechando que se acerca el Día de la Candelaria, qué te parece maridarlo en la cena con unos deliciosos tamales. La cuestión es abrir el paladar a nuevas experiencias.   

Historias en video



En Vivo