Viajar con tu gato: ¿Cómo hacerlo sin morir en el intento?

Antes de emprender la travesía debes prepararte con documentos, artículos y equipaje.

147
Viajar con tu gato
Foto: Alexas_Fotos/Pixabay

Parece que los expertos coinciden que a los mininos les desagradan las aventuras rodantes y aéreas. A diferencia de los perros, suelen ser mucho más aprensivos y las distancias largas ocasionan un cuadro de estrés en el peludo. Pero tranquilo, existe una solución para que puedas viajar con tu gato a los destinos pet friendly.

Claro, así como planeas tus vacaciones con antelación, deberás hacer exactamente lo mismo con tu nuevo compañero de travesía. Pero vamos a descubrir las primeras recomendaciones, que son compartidas por la Sociedad Estadounidense para la Prevención de la Crueldad contra los Animales. ¡Toma nota! 

De acuerdo con sus expertos, cuando piensas en viajar con tu gato, hay que preparar una rutina para tu mascota: horarios de comida, pausas para ir al baño, dormir, beber agua y jugar. De esta manera sabrás en qué momento detener el auto y cumplir con todas estas necesidades. ¡Ah verdad! No es tarea fácil, pero tampoco es imposible, así que pasemos al siguiente consejo.

Antes de viajar con tu gato hay que hacer una parada con el veterinario, no solo para verifique que se encuentra bien de salud, como especialista te puede dar una serie de recomendaciones: requisitos de vacunación; estar alerta de ciertas patologías comunes en el destino; posibilidades de enfermar durante el tour y qué hacer ante el clima. 

Te puede interesar: Puerto Vallarta, destino ideal para viajar en compañía de tu mascota

¿Qué debe llevar el equipaje para viajar con tu gato?

Esta vista es muy importante, porque los aeropuertos solicitan un certificado de salud del minino, emitido 10 días previos al vuelo. Por ejemplo, para rodar por las carreteras de Estados Unidos, es necesario mostrar un certificado zoosanitario, que debe estar listo 30 días antes de meter el acelerador; papeles que solo un veterinario certificado puede otorgar.

Toma en cuenta que viajar con tu gato requiere de comprar una caja transportadora especial, mucho mejor si está certificada por alguna institución que vela por los derechos de los animales, así no tendrás problemas en ciertos países y aerolíneas

Te puede interesar:

Si el recorrido es terrestre, también sirve para que vaya protegido y más tranquilo. Pero debe tener ciertas características como buena ventilación y tamaño, para que se pueda estirar, mover y levantar. Mientras más rápido te hagas de una, mucho mejor, porque puedes ir acostumbrando al amigo de cuatro patas.   

También asegúrate de preparar una lista de veterinarios cercanos a donde se van a hospedar, en caso de una emergencia; empacar los registros médicos del paciente; cartilla de vacunación y medicamentos en caso de que siga un tratamiento. Ya que nos arrancamos en el tema del equipaje, tampoco olvides sus juguetes, comida favorita, agua y algunos objetos que se utilizan en casa.

Si vas a viajar con tu gato en avión, primero checa todas las políticas de la aerolínea sobre las mascotas; tipo de transporte; requisitos médicos y costos. Recuerda etiquetar con tus datos su caja transportadora y que porte su collar o placa, también con todos los datos necesarios en caso de extravío.

Si la experiencia es en avión o en auto, es importante alimentar a tu amigo en horarios previos a la salida, para que no se haga del baño en medio del camino. En su transportador coloca una manta u objeto que le recuerde el olor de casa, para que se sienta seguro y tranquilo. 

Otros consejos:

https://www.purina.es/gatos/viajar-con-gato/recomendaciones-viaje/consejos

Historias en video



En Vivo